martes, 28 de diciembre de 2010

Educando

Algún conocido docente me ha comentado, enigmáticamente, que el sistema educativo funciona mejor de lo que los informes afirman. Es más, que funciona a la perfección.

4 comentarios:

angelcifu dijo...

Todo se puede mejorar, la educación es un tema bastante delicado...convendría un cierto consenso. Vamos creo...

Horrach dijo...

Pues su conocido tendrá carnet del Psoe o estará afiliado al Stei, porque defender en serio lo que dice es más propio de sectarios que no quieren reconocer que 'sus sistemas educativos' (Logse y el otro) han hundido la enseñanza española hasta niveles tercermundistas. Antes que rectificar y reconocer el desastre, prefieren seguir con la dinámica tercermundista.

El Pez Martillo dijo...

Ciertamente, si pensamos en lo que creemos que debe ser un sistema educativo, el fracaso es evidente y dramático. Sin embargo, puede que lo que busquen los que lo montan no sea lo mismo que los demás creemos que debe ser. La idea del colega (que no está afiliado a ninguna organización de carácter político) es que a lo mejor el tinglado educativo está organizado para generar una sociedad felizmente ignorante.

Saludos.

Douce dijo...

He sido 'docente'- creo que también 'decente'-, durante más de cuarenta años y no me arrepiento. Aún jubilado, sigo compartiendo mis 'saberes', no demasiados, con personas mayores que siguen sintiendo la necesidad de seguir aprendiendo... Ellas y yo disfrutamos en nuestros 'encuentros' semanales. Quiero expresar que sigo 'aprendiendo' y recibiendo más de lo que yo pueda aportarles.

He sido víctima y testigo de cómo se ha ido deteriorando eso que llamamos 'sistema educativo' a lo largo de estos años.

Las causas son muchas: daría para escribir un libro muy gordo. Son varios los elementos los que han contribuido a ese deterioro: Gobiernos cortos de vista, sociedad preocupada por seguir 'prosperando', familia demasiado ocupada para atender a sus hijos, profesores agobiados por la presión administrativa en trabajos inútiles, los medios de comunicación dedicados a enseñar 'Física y química'.

La escuela no puede ser distinta de como es la sociedad, la familia y el sistema educativo vigente: es su 'reflejo'.

Esto no quita que siga habiendo profesores meritorios, algunos alumnos interesados, muy pocos, y escasos los padres que entiendan que la educación de sus hijos no es tarea exclusiva de los colegios e institutos.

(Perdón por el rollo, pero no es ni la décima parte de lo que podría decirse)