lunes, 18 de marzo de 2019

Planes de vida

Se cita mucho aquel verso de Lennon que reza que la vida es lo que nos pasa mientras estamos ocupados haciendo planes. Pero ¿qué es la vida si no es hacer planes? No estar proyectando es vegetar, y para nosotros humanos eso no es estar vivo (aunque valga para las plantas). Aunque también es cierto que a veces la marabunta en la que andamos metidos sepulta la base sobre la que todo se sustenta, que es la vida misma, esa que posibilita los planes. Sí, de tanto en tanto hay que parar un poco y ver el bosque que los árboles a menudo no nos dejan ver. Acceder al claro que nos permita ver el substrato y la trama. No es mal plan. 

martes, 12 de marzo de 2019

Opinando

Ante la avalancha de información que nos asola sentimos el apremio de posicionarnos en medio del marasmo. Buscamos asideros fuertes para no ser arrastrados. Así vemos a gente aferrarse con uñas y dientes a sus seguridades. No está mal tener algunas cosas claras. Algunas. El problema viene cuando queremos opinar sobre todo y además hacerlo con seguridad. Para más inri, parece que el tsunami nos obliga a opinar. Nos vemos impelidos a opinar, no está bien visto no tener opinión. 

Desde aquí reivindicamos la suspensión del juicio, la vieja epojé de la filosofía escéptica. No podemos cargar con el peso del mundo, puesto que acabaremos sepultados por él. Desentendámonos de tantas y tantas cosas que nos empujan (que nos quieren empujar) en una dirección y tomemos, si es posible, la nuestra, que en buena medida pasa por desasirse de las funestas influencias. No aspiro a la felicidad de quien todo lo ignora, sino a no dejarse llevar neciamente por la información (que, aunque nos digan otra cosa, nunca es inocente y a menudo se diseña para provocar determinadas reacciones).  

viernes, 8 de marzo de 2019

Larvado

A menudo te encuentras con gente que se apresura en señalar el origen pagano de muchas festividades y rituales cristianos. Seguro que conocen ustedes a alguien que en diciembre empieza a sermonear sobre el solsticio invernal y las saturnales. Es un ejercicio de postureo crítico y supuestamente ateo, pero cae en lo evidente y ya trillado. Lo revolucionario es el nietzscheano ejercicio de señalar lo que de cristiano (en sentido denigrante, es decir: cruzadas, inquisición, moral represora, rechazo de la vida y el mundo...) hay en las nuevas ceremonias y festividades que desde la distintas supuestas militancias (que pareecen varias, pero que en el fondo tienen un núcleo común) se van generando. 

jueves, 28 de febrero de 2019

Constelaciones nietzscheanas

He estado trece años buceando en la obra de Nietzsche para hacer mi tesis. No es un autor fácil debido a su estilo aforístico, en el que concentra mucho en muy poco espacio. Si además le añadimos su aversión a los sistemas y el gusto por el juego, la máscara y la contradicción, nos enfrentamos a un reto importante si queremos tomarlo en su totalidad. Son miles de aforismos que tratan asuntos diversos, pero a los que se puede sacar alguna relación. Al igual que con las estrellas, que están ahí cada una en su sitio, con los fragmentos de Nietzsche se pueden establecer constelaciones: relacionarlos de algún modo y otorgarles una forma que los englobe y a través de las cuales orientarnos en su universo. Es algo que cuadra con su pensamiento, puesto que en el fondo es una cuestión de perspectiva, y posiblemente podamos extraer tantas constelaciones como personas hay. Sin embargo, tampoco se trata de unir al azar, puesto que, tal y como señala Jünger, los aforismos nietzscheanos son como islas, que desde la superficie del mar son independientes entre sí, pero que están unidas en el fondo. La gracia está en ver y establecer esa unión, que no sería única, ya que en Nietzsche hay varias líneas de fuerza que quiebran sus ideas. Y sin embargo, tampoco todo vale, precisamente por esas líneas de fuerza.

Yo he intentado mi propia constelación, tomando como hilo conductor la salud y la enfermedad. Creo que he salido medianamente airoso. ¿Sería capaz de buscar algún otro hilo del que tirar?

jueves, 14 de febrero de 2019

Hacia la soledad

Hacerse mayor es irse quedando solo. Poco a poco el círculo se va reduciendo. Los amigos son menos, las posibilidades también. Antes se estaba ante un mar de posibilidades. Ahora éstas van menguando. Cada vez hay menos decisiones por tomar. Es un camino de preparación y desprendimiento. ¿La meta? Al final estaremos completamente solos ante la muerte, la gran y eterna soledad. 

miércoles, 13 de febrero de 2019

Lumbres

Es un tópico lo de las vidas arrebatadas de las gentes dedicadas a la creación artística. Puede que haya mucho de caricatura ahí, y que a partir de unos pocos ejemplos que se han hecho paradigmáticos, al final quien quiera entrar en los mismos cauces haya de mimetizarse de algún modo en ellos. Pero no esmenos cierto que para iluminarnos y calentarnos en la fría noche de la existencia, tienen que arder algunos leños y han de consumirse hasta las cenizas. La creación tiene algo de sacrificio (de autosacrificio), de autocombustión que desprende luz y calor, y a su alrededor intentamos arremolinarnos quienes nos consumimos a otro ritmo, para ver si se nos pega algo, aunque sea de refilón. Polillas alrededor de la bombilla. Porque más allá sólo hay la nada.