jueves, 30 de agosto de 2007

La vida como crisis


La vida es crisis. Crisis viene del griego crinein, algo así como separar, discernir. De ahí vienen las palabras criterio, crítica y algunas otras. Cuando decimos que estamos en crisis, estamos expresando simplemente que estamos en un momento de ruptura, de cambio. Pues bien, nuestras vidas son una crisis continua, no por una ruptura radical en su interior, sino hacia fuera. Todo nuestro quehacer es un esfuerzo por separarnos de los demás, por distinguirnos y ahcernos un hueco en medio de la multiplicidad de las existencias ajenas. Y, paradójicamente, esta separación sólo puede ser hecha a través de la unión con los demás. Pero se trata de una unión muy particular. Porque nos queremos distinguir de los demás intentando apropiárnoslos, hacerlos nuestros. Sólo así nos sentimos distintos a ellos. Huelga decir que mi intento de apropiar choca con la apropiación que los demás quieren hacer de mí. En este juego se genera la sociedad y todo lo humano. Es más, tal vez ser humano consista en estar en este juego.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

si te fijas, a cada una de las partes del "Criticon" baltasar gracian no las llama capitulos sino "crisis", por eso que dices: "Cuando decimos que estamos en crisis, estamos expresando simplemente que estamos en un momento de ruptura, de cambio. Pues bien, nuestras vidas son una crisis continua, no por una ruptura radical en su interior, sino hacia fuera"

B.G.

Horrach dijo...

umm, pues más motivos para echar mano del Criticón.

Pez, está usted muy girardiano en su parte final, ya lo sabe.

El Pez Martillo dijo...

De Gracián no conozco gran cosa, sólo unas pequeñas pinceladas. Es otra más de mis lagunas y carencias. En cualquier caso, parece interesante lo que usted apunta, anónimo.

Horrach, no puedo negar que, a pesar de no haber leído a Girard, tengo algunas influencias suyas gracias a usted, aunque más bien diría que en este texto los inspiradores directos son Nietzsche (siempre omnipresente) y Ortega (he retomado sus obras completas con fruición).