lunes, 14 de marzo de 2011

Polemos interruptus

Últimamente algunas entradas viejas han recibido comentarios críticos. No me molesta especialmente. Las cosas que aquí se ponen, por el hecho de estar en el enorme mar que es Internet, están al alcance de cualquiera y son susceptibles de que a alguien no le gusten. A veces incluso busco cierta confrontación, poner algunas ideas en contraste con otras. No tengo problemas en recibir toques de atención, regañinas, e incluso insultos. Eso sí, en la medida de lo posible, respondo. Y ahí viene mi perplelidad. Mis respuestas no tienen respuesta.

Entiendo que mis cosas no le gusten a la gente, que no estén de acuerdo, y que me lo digan. Pero al menos podrían tener la delicadeza de que, ya que lo expresan, al menos no escamotear el debate y/o discusión. Porque si no, la cosa se queda en un dar patadas sin estar dispuesto a recibir réplicas. Y eso ni es justo ni es digno. Y no estoy dispuesto a pensar que les convenzo con mis respuestas y por eso no dicen nada. 

Así que, por favor, si algo no les gusta y me lo dicen, agradeceré que al menos respondan a mis respuestas. Ya que me ponen en la tesitura de la polémica, no me dejen en esta especie de polemos interruptus.

2 comentarios:

Horrach dijo...

Bah, ni caso. Mucha gente utiliza internet para desbravarse. Sueltan la cagadita y se van. Y ahí te dejan el olorcillo, y la mala leche de tener que limpiarlo.

El Pez Martillo dijo...

Hombre, hay que reconocer que generosos son: no hay mucha gente dispuesta a compartir su mierda.