domingo, 13 de julio de 2008

La próxima guerra


Dicen los entendidos que vivimos uno de los períodos de estabilidad y paz más largos de la historia. Ciertamente hay guerras, pero no se dan entre las grandes potencias, o al menos no directamente (todos sabemos, o sospechamos, que los países poderosos andan metiendo cizaña aquí y allá). Ello ha permitido una cierta estabilidad y el mantenimiento de un determinadfo status quo. Bien. Me temo que la próxima convulsión bélica va a ser proporcional a esta fase de "tranquilidad".

7 comentarios:

PENSADORA dijo...

MADRE MÍA! me voy un par de días y al volver me encuentro bajones de autoestima y malos rollos con el espejo, textos sobre muerte y desamor, y para terminar... un terrible futuro bélico...
AMIGO PEZ! que mi ataque hormonal hizo por fin su correspondiente reventón y ahora estoy sensiblísima... un poco de ánimo, por favor... jejeje!

El Pez Martillo dijo...

Que haya salido todo esto tan seguido es casual y no estaba premeditado, aunque supongo que emana de algún lado. La semana ha sido complicada. Pero bueno, si hay que animarse, animémonos. A ver si esto te mueve un poco:

http://www.youtube.com/watch?v=OOlPbNwgjBE

Un saludito.

Horrach dijo...

Bueno, es que lo que entendíamos por guerra ya no es lo que se parece al perfil de conflicto bélico que vivimos hoy en día. Es cierto, como dice usted, que hay guerras en sentido otodoxo, pero se dan entre países que no son los más desarrollados, es decir, a pequeña escala. Lo que se da más ahora son guerras de 'cuarta generación', es decir, en las que un ejército más o menos normal se enfrenta a una organización difusa, que ya no es un estado, aunque puede estar financiado por algunos. Al Qaeda es un ejemplo de este tipo de contrincante difuso, líquido, como diría Bauman.

Dice usted que en el futuro puede haber una guerra que sea proporcional a la calma actual. Pues es posible, pero recuerde que nunca una democracia (si no me equivoco) ha entrado en guerra con otra democracia. Pero, claro, democracias en el mundo todavía son una minoría, y hay países la mar de agresivos que no lo son, como China, Rusia, Irán, Pakistán, etc.

saludos

PENSADORA dijo...

Jejeje! gracias pez! todo un tema para un lunes... ¡hurra!.
Ya he dado un par de brinquitos en mi despacho, pero paro ya a ver si va a llegar algún cliente y me pierde el respeto, que una tiene una imagen que guardar.. jejeje!

Otro saludico para tí!

El Pez Martillo dijo...

Horrach, nunca me ha quedado claro eso de las guerras de cuarta generación, siempre me ha dado la sensación de que son una estrategia para precisamente, suplir esa falta de guerras que padecemos (en una época de espíritu agonal bajo, lo buscamos en cualquier parte). Tras esto se esconde cierta idea de la guerra como motor cultural y espiritual (frente a una imagen simplificadora que se da actualmente de la guerra, como mera confrontación de intereses económicos o territoriales).

Y sobre el segundo párrafo, no sé, en ningún lado está escrito que en cualquier momento no podamos dejar de ser democracias y poner según que procesos en marcha.

Hay gentes que se dedican a analizar las tendencias del mundo y a prever por dónde pueden éstas seguir. Fruto de estos estudios se han hecho algunas predicciones (que no profecías) bastante acertadas: por ejemplo, a principios de los 70 ya se preveía la caída del bloque soviético en no más de veinte años. Pues bien, hace ya algunos años (antes incluso de lo del 11S) se baraja un escenario conflictivo para la próxima década, especialmente para Europa. Esperemos que se equivoquen, pero la sensción (y sólo es eso, una sensación) es de un progresivo enrarecimiento. No soy optimista.

Y Pensadora, eso eso, salte y baile, que en todas las guerras siempre ha habido gente bailando sobre las ruinas.

Horrach dijo...

Sí, eso se decía mucho antes del 11-S, que el terrorismo islámico no era más que un enemigo exagerado para tener un oponente al que demonizar. Pero me parece que la voluntad de este terrorismo de enfrentarse por sí mismo ha quedado fuera de toda duda. Occidente no necesita tanto (EEUU tal vez más) un enemigo bélico contra el que homogeniezar y fortalecer a su sociedad. Lo bonito de nuestras sociedades es que este tipo de oposiciones las hemos dirigido contra nuestros vecinos o familiares directos, jajajaj.

El Pez Martillo dijo...

No trato de minimizar o ningunear al terrorismo islámico. Es cierto que constituye un gran peligro, pero yo valoraría más su riesgo en la posibilidad (según mi modesto entendimiento, es lo que en realidad buscan) de que puedan llegar a apoderarse del poder en algún país. Personalmente voto por Pakistán. Entonces la cosa sería más "clásica", y tendríamos la guerra servida en bandeja. Lo repito, me parece que es a lo que van, y si no, basta ver cómo se están cometiendo más atentados de corte islamista radical en paises musulmanes que en occidentales.