viernes, 18 de julio de 2008

En el mar de la información


Esto de internet es un cachondeo. Abundan los bulos, las exageraciones, las medias verdades y las copipegadas. Es sorprendente ver cómo, en distintos diarios se pueden encontrar las mismas noticias con idéntico texto pero firmadas por personas distintas. Es más, en más de una ocasión, si se busca un poco, se puede encontrar que tal o cual artículo está plagiado total o parcialmente de algún blog. Lo malo no es que entre particulares nos copiemos y nos mintamos e intentemos pasar gato por liebre, sino que esto lo hagan gentes que se suponen profesionales de la información y que han estudiado una carrera para ello. Supongo que tiene que ver con la proliferación de medios, que hacen que cualquiera pueda formar parte de una redacción, y si no termina en una terminará en otra, tal vez de peor rango, pero con la posibilidad de prosperar.

Internet es como un inmenso mar (el más grande imaginable), y nosotros náufragos agrarrados a una tabla. Y puede ocurrir que nuestros salvadores sean los piratas.

5 comentarios:

Horrach dijo...

Bueno, el periodista tiene una carrera, pero allí no se le enseñan los contenidos sobre los que debe dar informaciones. Por ejemplo, no tiene por qué saber nada de historia de Israel, por poner un caso, y es normal que a la hora de r4edondear una información sobre la cuestión se dedique a merodear por páginas webs a ver si allí pilla algo interesante. La presión por acabar el artículo de turno a tiempo (le juro que esa es una presión jodida, aunque yo haya tenido poco tiempo para comprobarlo) provoca cosas como estas. Por eso, creo, que el periodismo cada vez me interesa menos.
saludos

El Pez Martillo dijo...

Tampoco tienen que darnos lecciones de historia o de lo que sea. Con informarnos de lo que ha pasado ya les basta. Al final, resulta que cualquier información está preñada de contextualización, y mucha de ella es interesadamente sesgada (o bien descaradamente insulsa).

Por cierto, ¿se ha dado cuenta de que cada vez más los telediarios informan de estupideces (o de noticias que huelen a campañas publicitarias)?.

Horrach dijo...

El 'ritmo periodístico' es lo que tiene, que destroza los nervios de los redactores y no sirve para nada. A la prensa cada día le veo menos utilidad.

Veo poco la tele, pero me he dado cuenta de lo que dice. Informan de paridas monumentales, o peor, se ponen a entrevistar al personal, en plena calle, para preguntarle cosas de las que no tienen ni idea. ¿Qué puto análisis nos va a hacer sobre la economía una verdulera de tres al cuarto que se han encontrado en la plaza? ¿O qué nos dirá sobre política un majadero que sale del bar de hincharse a vermús? Este periodismo 'de declaraciones' (cuyo fin, creo, es identificar al mediocre espectador con la basura que ve en pantalla) me parecen ya la hecatombe definitiva del periodismo televisivo. Achtung!!
(sólo me reconcilio con el periodismo cuando leo los artículos de gente como Arcadi Espada, Ignacio Camacho, Álvaro Delgado-Gal y pocos más).

Tona dijo...

Internet es como la vida misma, encuentras plagiadores y personas más creativas.Enlazar información interesante es una de acciones de los blogs.(queda claro el origen de la información)

Lo del periodismo creo que es otra cosa,está tan mediatizado que leo a algunos autores y poca o muy poca opinión.

De televisión nada de nada,a veces la utilizo para desconectar de un día muy activo como somnifero.

El Pez Martillo dijo...

Yo por principio lo pongo todo en duda, y muchas veces acudo a las noticias como quien va al teatro o al cine, es decir, a que me cuenten una historia.

Y hay que ver un poco más la tele, aunque solo sea para ponerla a caldo.

Sólo una cosa más, ayer colaron como noticia de última hora algo que había sucedido al menos 24 horas antes (y que se había contado en otros medios). Sólo es un pequeño detalle llamativo de cómo funcionan a veces los medios.