martes, 13 de octubre de 2009

El espacio enfermero


Que los médicos adoptan a menudo una actitud paternalista hacia el personal de enfermería es algo que sabemos de sobre los que a estos menesteres nos dedicamos. Algunos creen que han de estar encima de nosotros, vigilando nuestra labor de cerca, desconfiando de nuestras actuaciones. Como si no hubiéramos estudiado nuestra carrera y no tuviéramos la experiencia que tenemos (mayor o menor, pero ahí está). Es más, es lo que les exige mucha gente.

Pero claro, no quiero ponerme estupendo, y hay que reconocer que a veces nos lo ganamos a pulso. Y sí, también es cierto que no hay peor ciego que el que no quiere ver (aunque a veces no hay nada que ver, y allí es donde la enfermería debería actuar, parándole los pies a la negrura, desplazando a las enfermeras "oscuras"). Porque hay algo que está claro: tal y como están las cosas, nuestro espacio hemos de ganárnoslo a pulso, no será algo que se nos otorgue.

1 comentario:

Dani dijo...

En efecto, el respeto por nuestra profesión es algo por lo que hay que luchar día tras día.
El problema quizá radique en el hecho de que somos independientes y no lo somos. Me explico: tenemos nuestra área de independencia (cuidados puros de Enfermería) y un área de dependencia (todo lo referente a las órdenes médicas). El hecho de tener que depender de otro profesional para llevar a buen término el "ars medica" es probable que cree una sensación de pérdida de control. De ahí el ponerse parternalista.
Como argumento adicional, fíjese que esa actitud no se realiza sobre otros profesionales que no tienen esa dependencia. Además, ¿no somos los Enfermeros paternalistas también con las auxiliares?