sábado, 25 de abril de 2009

Comodidad


Una actitud que no me gusta nada es esa de, ante cualquier cosa desconocida o posible dificultad, cruzarse de brazos con un "yo a esto no lo sabré hacer". O "es demasiado difícil para mi". En buena medida es una postura cómoda que en el fondo lo que pretende es no hacer nada.

2 comentarios:

PENSADORA dijo...

Pos sí, tiene usted muchísima razón.

La cosa es echarle voluntad y "ponerse" sea lo que sea lo que se nos mete en la cabeza. Por lo menos hay que intentarlo.

Yo tengo un ejemplo con mi miedo a escalar. Al principio no había manera de hacerme subir más de treinta metros. Al final y tras comprobar que lo mismo me daba correr grandes riesgos o no y que cualquier cosa era posible (hablo de mi cáncer) me decidí a echarle "huevos" y poco a poco, aunque no se me da nada bien, voy haciendo mis pinitos e incluso disfruto... lo dicho, todo es cosa de voluntad y hay muchos que carecen de esta virtud.

vandrea dijo...

Pero si es mi marido!