sábado, 4 de septiembre de 2010

Vacacional

Te vas de vacaciones, y como la gente siente la necesidad de caer simpática y parecer agradable, hacen como que se interesan por ti: 

-¿A dónde vas a ir?
Entonces he de dar explicaciones sobre mi escasa costumbre de viajar (¡anatema!) y el valor y la importancia que para mi tiene el ocio, el no hacer nada especial y vacar a mis pensamientos, mis libros, mis músicas, mis cosas, sin estar pendiente de relojes, billetes, traslados y demás estupefacientes. 

Qué le vamos a hacer, soy raro y tengo un punto ermitaño que me lleva a reconcentrarme cuando a los demás les da por expandirse.


7 comentarios:

Alamut dijo...

El dolce far niente. Salirse de lo que hace la mayoría implica muchas explicaciones. Hasta que un día pasas y empiezas a encogerte de hombros
Besos y ¡buenas vacaciones!

El Pez Martillo dijo...

Gracias Alamut, intentaré que sean buenas. Y no es que no vaya a hacer nada, pero haré lo que me apetezca, cuando me apetezca y como me apetezca. Será una especie de homenaje a los antiguos, para quienes el trabajo era una carga y aspiraban a no tener que trabajar...

Jarttita. dijo...

Pero Pez, qué puede haber mejor que hacer lo que le apetezca.

Aunque en la península estamos muy bien, recuerdelo para otra xD-

El Pez Martillo dijo...

Conozco muy bien lo bien que se está en la península, pero si viajo, prefiero hacerlo fuera de las vacaciones, que para mí las vacaciones son otra cosa.

Saludos.

Cisne Negro dijo...

Yo soy de los tuyos. Bueno, ya lo sabías ;)

PENSADORA dijo...

Pelakañismo querido Pez, el pelakañismo es la clave.

Lo que usted describe son unas verdaderas vacaciones, ¡amos! que estoy totalmente de acuerdo con usted.

Saludos!

El Pez Martillo dijo...

Ahí le ha dado usted, Pens, yo escribiendo frases y frases y usted con una palabra lo resume. Muy bien!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...