jueves, 7 de febrero de 2008

Pues sí, yo también me he operado

Dado que parece que hablar de tetas ha tenido cierto predicamento (creo que mi entrada del otro día es la que más entradas ha tenido), sigamos hablando de tetas (como tío que soy, me encanta hablar de eso). Pero lo haré desde un ángulo un pelín distinto. Comparto mi trabajo con muchas mujeres, y soy testigo y partícipe de algunas de sus conversaciones (intuyo que a veces también protagonista, pero esas conversaciones no las tienen conmigo delante), y a veces es sorprendente enterarse de muchas cosas. Y una de las que últimamente me he dado cuenta, es de que conozco a más que se han operado para reducirse el pecho que para aumentárselo. Si esa proporción se da en la población, hay más mujeres que se reducen el pecho, aunque no creo. Lo más seguro es que las que se ponen silicona no lo confiesen tan fácilmente.

7 comentarios:

Stones dijo...

En mi oficina somos 13 chicas. · se han operado para aumentar. Y hay dos que reconocen que no lo hacen por miedo. Al resto no nos hace falta...

Besos

(joder con las letras no??? con lo mal que se me dan...)

Stones dijo...

PErdon me faltó el numero: 3, se han operado 3 compañeras

El Pez Martillo dijo...

Las letras? Yo soy de ciencias, y de eso trata mi curro.

Seguro que eso de que no les hace falta lo dicen muchas que sí se han operado (o que lo están deseando).

Stones dijo...

(las letras que hay que poner para validar el post...)

Yo creo lo que dicen, no se, no tengo tiempo para darle vueltas a si será verdad o mentira. Realmente me da un poco igual. Si dicen la verdad pues bien y si no me la dicen pues bien también

Buenas noches

Horrach dijo...

¡¡Ahí, mítica ya la imagen del gran Charles!! Jajajajaj, magistral, si parece un bebé que está pidiendo la leche, jajajaj. me alegro de que haya encontrado la foto, amigo. ¿A que no exageré cuando la describí?

PD: ¿preparado para el Saturday Night? Este es mi primer regalo (haré más): http://es.youtube.com/watch?v=xcmBaRAj7FU

PENSADORA dijo...

Mira que bien! seguimos con las tetas. Te daré mi punto de vista: 1º) Las que se las reducen lo cuentan más porque es más facil admitir que un día las tuvieron tan grandes que daban dolor de espalda.
2º) Las que se las ponen: dos posibilidades a) las que lo cuentan porque lo hacen bien a gusto, se sienten orgullosas y no se avergüenzan de ello ¡HURRA! y b) las que no lo cuentan porque se sienten avergonzadas de admitir que se quieren tan poco que ni con gastarse un pastón en relleno de silicona se sienten conformes... bueno ¡carne de psicólogo!.
Mi experiencia: yo misma me las quería reducir cuando tenía 17 años hasta que mi cuerpo volvió en sí y se quedó en un estado normal, por lo tanto se me olvidó la tontería, también colaboró un novio que tuve que me enseñó a apreciarlas tal como eran. En cuanto a chicas que conozco, una se las redujo y no está nada contenta pues después de parir se le quedaron más pequeñas todavía ¡pobre!. Dos de mis amigas se están planteando el aumento, pero yo creo que entre que se lo piensan y no se les olvidará el asunto.
Conclusión: "Tiran más dos tetas que cien carretas".

El Pez Martillo dijo...

Herr doktor, la foto ya la conocía, y es tan fácil de encontrar como poner en google "principe carlos tetas". Miedo me da con sus regalos, sobre el tema sábado noche prefiero otros temas (ya sabe que servidor es un clásico):

http://es.youtube.com/watch?v=ETQ3U-a4x5k

Pensadora, muy de acuerdo con lo que dices, y añadiré que por lo general a muchas les cuesta reconocer que se han operado. Lo śe porque tengo agentes infiltrados en alguna clínica de estética...
Te guiño yo el derecho.