lunes, 4 de febrero de 2008

Es duro ser mujer


Tras mi experiencia carnavalesca llego a la conclusión de que ser mujer es un coñazo. No tener bolsillos y tener que recurrir al bolso para lo que sea (la cartera, el móvil, una botella de ron...) es una lata, por no hablar del hecho de estar pendiente de eso que te cuelga del brazo, o de vigilar cuando lo dejas en una mesa para bailar un rato (y de las agujetas que me han quedado de estar agarrándolo...). Por otra parte está el tema de ir al baño: que si falda para arriba, medias para abajo... buff, dónde esté una buena salida para el pajarito que se quite todo lo demás. Ahora entiendo porqué las mujeres van en grupo al baño y están tanto tiempo. Si es que es un rompecabezas (aunque conozco a alguna capaz de mear en la calle entre dos coches, como Dios manda y como cualquier hombre hubiera hecho).

También está la cuestión de la estupidez masculina, que nos lleva a todos los tíos (a casi todos) a estar más pendientes de las tetas que de otra cosa. Creo que podría haber circulado sin cabeza, que ninguno se habría dado cuenta. Incluso se peleaban por tocármerlas, menos mal que servidora fue liberal, que si no, aún tendría las manos doloridas de dar bofetadas. Intentaré de ahora en adelante no mirar tan descaradamente a las tetas de las demás, que es muy frustrante que sólo estén pendientes de eso (que, además, me molestaban un poco). Lo intentaré, pero no prometo nada.

Finalmente, están las otras mujeres. Muchas quieren ser tus amigas y se hacen las simpáticas, pero uno, que llegó a desarrollar un cierto sexto sentido, intuía que sus golpecitos en la espalda eran un tanteo del terreno para mejor poder clavar sus puñales. Aunque bueno, mientras tanto, aproveché su complicidad y busqué la manera de clavarles la estaca a esas vampiras, como toda buena mujer haría. Huelga decir que resulta harto difícil y que se las saben todas.

En fin, que es duro ser mujer. Y me sentí muy aliviado cuando volví a mi estado habitual. Ahora ya puedo compadeceros (o no).

27 comentarios:

Jarttita. dijo...

Pero tía...!! No pones las fotos, tía?? Jo tía...qué guarras eres.Pon las fotos de verdad, no?.

Jarttita. dijo...

Guarra en singular.

El Pez Martillo dijo...

Soy una guarra singular.

No hay fotos del evento.

Horrach dijo...

eeeeeeeeenga, Pezwoman, confiese que le ha molao ser ctónica por un día, jejeje. ¿Se sintió poderosa allá arriba?

El dato decisivo es que se dio cuenta de que liga (potencialmente) más una mujer en una noche (aunque sea una mujer con bigote y rabo, como fue su caso) que uno de nosotros en meses (y, en algún caso, y no quiero señalar a nadie, eein, en años). ¡Qué poder tienen las femellas, batuadeu!

Jartie, Jartie, nuestra Pantoja Pez demostró la otra noche una falta clamorosa de reflejos. Van cinco tías (¡¡cinco!!) y se hacen una foto con ell@, y resulta que la Pez no les da su mail para recibir las afotos. aaaaaaay, que no le queda nada para ser una buena ctónica, querida. (seguro que Jartie habría sido más rápida de reflejos en una situación así)

besos, tías!

Jarttita. dijo...

La verdad es que yo,si cinco tías me piden hacer foto, tampoco les pido el mail.:P.

Yo creo que la clave de todo ( con permiso de San Davis Buss y Santa Camille Plagia) se reduce a una cosa: hacer pipí de pie.

El Pez Martillo dijo...

Pues claro que me ha molao ser ctónica!, todo el mundo debería de probarlo alguna vez. No sólo por el poder que tuve, sino por las tetazas que tenía. No podía resistirme a acariciarme de tanto en tanto.

Por otro lado, cierto lo de las cinco tías (aunque la verdad, no recuerdo si eran cuatro, cinco, o seis), pero verá, iba un pelín mamado a esas alturas (sí vale, era en la cena, no más tarde de las 11, pero es que llevaba desde las 6 de la tarde mezclando ron y güisqui a palo seco, vino dulce de Málaga, hierbas mallorquinas y cerveza), comprenderá que mis reflejos anduvieran un poco entumecidos. Y no fuiel único que se fotografió con ellas y tampoco les dieron o pidieron el mail. Soy bastante reacio a las fotografías, y en un momento de debilidad accedí. Que se masturben a gusto con ellas.

No responderé a según que insinuaciones que lanza usted sin saber de la misa ni la mitad.

Por otro lado: ¿sabe usted con cuántas tías iba yo?

Horrach dijo...

sasto, sasto, ¡si la propia Paglia lo dice!, que en eso de mear de pie está la clave de todo. En la meada masculina se da lo que Paglia llama "arco de trascendencia", es decir, un patrón de proyecto, de dirección y medida que, en esencia, es lo que caracteriza a lo masculino como principio creador, como ser proyectante, como pregunta puesta en marcha. Mientras que la mujer se ahueva y deja despreocupada y simplementemente que fluyan sus viscosidades interiores, el hombre debe elevarse hacia el cielo y entrar en un momento de alta concentración para dirigir y sostener su proyección. La mujer, simplemente, mea; el hombre, juega, proyecta, demuestra, etc. De ahí, dice Paglia, que de la meada masculina sale toda la cultura y todo proyecto civilizatorio. ¡Palabra de Paglia!

El Pez Martillo dijo...

Hombre, yo diría que hay alguna diferencia más, aunque está bien traído lo de la Paglia. Está lo de meter o que te metan (aunque hay unos cinturones muy monos que permiten a las mujeres meter, y hay hombres a los que les gusta que les metan), los nueve meses que vienen después, el parto, la menstruación...
No creo que todo se reduzca a mear de pie.

"el hombre, juega, proyecta, demuestra, etc". Cierto Horrach, ¿no ha jugado nunca a escribir en el asfalto o en una pared con el meado?¿o a ver quién llega más lejos con el chorro? Y lo más espectacular, caminar de espaldas cuesta arriba, y ver como la meada se pierde en la pendiente.

Stones dijo...

Se elige el bolso en función de lo que vas a hacer. Si vas a ir de farra bolso cruzado y pequeño lo justo para movil, klenex y monedero con carnet y pasta, si quedas para salir con alguien entonces bolso, con colonia, pinturas, peine.... Ir al baño... bueno puede ser complicado o tan sencillo como lo del bolso o dejas los bártulos a una amiga y te vas con un klenex o en otras situaciones te llevas todo el bolso con todo, todísimo lo que llevas dentro.

Ser mujer no es sinónimo de poder, y lo que si te puedo asegurar que jode y mucho, hasta decir basta que un tío te mire a las tetas y no a la cara, entonces te dan ganas de ladear la cabeza y bajarla unos cuantos centimetros y decirle: "te pasa algo?, tienes algún problemas?" De todas maneras, me sigue llamando poderosamente la atención la obsesión que tiene el sexo masculino con los pechos de las mujeres. A veces pienso que es un trauma del destete. Le puedo asegurar que yo también las tengo grandes y no me da por tocármelas...

Me alegro que le gustara la sensación de ser mujer, eso sí, irías bien depilado, que nunca se sabe....

Besos

El Pez Martillo dijo...

Las mujeres siempre han tenido el poder. Otra cosa es que se hayan dado cuenta.

Lo de las tetas no es sólo por el destete, es algo más básico y primario: "esta alimentaría bien a mis hijos". Por muy estupendos que nos creamos, no dejamos de ser unas bestezuelas, y las cosas reproductivas nos afectan y mucho. En otros animales, las hembras muestran sus genitales, pero en el ser humano, al ir erguido, los genitales de la mujer quedan ocultos (si le añadimos ropajes, más aún), así que la atención deriva hacia otras zonas que sí se ven (básicamente tetas y culo, aunque también los labios, por eso os los pintáis, para llamar más la atención, piensa que ahí abajo tenéis labios).

Por otro lado, también jode que uno esté diciendo algo interesante (de tanto en tanto pasa) y la otra sólo esté pendiente de si hoy voy mejor o peor afeitado o si tengo una bolilla en el jersey... Muchas veces, hablando con mujeres, me da la impresión de que no me están haciendo ni puñetero caso, que están pendientes de otras cosas, cuando no metidas en sus mundos, aunque asientan y hagan como que escuchan. Y eso me jode muchísimo, supongo que tanto como que a ti te estén mirando las tetas (¿cómo de grandes son?).

Stones dijo...

No creo que la mujer tenga el poder, o el hombre. No creo que sea cuestión de genero.
Hombre que ya hay biberones y papillas. Es algo que no entiendo y mira que se lo he preguntado a tíos. Ha sido una de las conversaciones que más hemos tenido en mi grupo de amigos (en cuanto alguna chica llegabamos escotada ya empezaban con las cantinelas. Hombre que te valoren por un culo o unas tetas es un poco triste. Al menos yo lo pienso así.

Si la conversación que tengo con un chico es interesante no me voy a preocupar si tiene una pelotilla o si va sin afeitar, y si es un simple y un soso, vamos no aguanto ni cinco minutos (salvo que sea un amigo) y si el chico me mola pues no te lo voy a negar, le estaría mirando y mientras pensaría, no me jodas que jersey se ha puesto, no le pega nada con los tejanos, pero está igual de bueno. Y lo del afeitao, pues hombre si la barba es de un par de días rasca... Es que queremos todo, no preocuparnos, salir de cualquier manera, no currarnoslo y encima ligar con la más guapa.... Ala venga!!!

Con respecto al tamaño: A tí te lo voy a contar jajajaja.

El Pez Martillo dijo...

Pues qué quieres que te diga, a la que se sienta en la mesa de enfrente, o a la que se cruza conmigo por la calle no tengo otra forma de valorarla más que por el culo y las tetas. No hay forma de saber su currículum o su cociente intelectual así de pasada.

Te parecerá triste, pero luego os vais poniendo escotitos y vais llamativas. Y no me vengas con el cuento de la belleza o lo de sentirse a gusto con una misma.

Stones dijo...

Hay veces que me apetece ir con un jersey de cuello alto y otras veces con un escote bastante generoso. No se si por herencia, le tengo querencia a los escotes (al igual que mi madre), que me gusten los escotes no quiere decir que vaya enseñando las tetas. Además pez se puede provocar con una falda hasta los pies y un jersey de cuello alto mucho más que con una falda corta y un buen escote. Todo depende de la persona y de la actitud.

Pienso que hay más parámetros para valorar que un culo y unas tetas cuando ves una persona por la calla. Si sólo te fijas en eso es tu problema, pero más parámetros hay, fijo

Osea que la culpa la tenemos las tías por provocar a los pobres hombres poniendonos escotes????

Y lo que también te puedo decir que hay días que me levanto y me apetece vestirme de colores mucho más alegre que otras veces me siento más triste. Y también te puedo asegurar que hay veces que la imagen que el espejo me devuelve me gusta mucho y otras no me gusta lo más mínimo.

No todas las mujeres, a dios gracias, somos iguales....

Besos

El Pez Martillo dijo...

Por supuesto que hay otros parámetros. Ahora bien, no te voy a decir en qué me fijo (además de en las tetas y en el culo).

¿Culpa? ¿Quién ha hablado de culpa? Ni siquiera hay crimen.

Claro que no sois todas iguales. Las hay malas y las hay peores.

Horrach dijo...

¿Sabe por qué no le prestan atención las churris cuando les habla, amigo Pantojo? Lo sabe, exacto: porque piensan en las meadas de herr doktor.


Stones, mi madre no me dio de mamar, y puede que eso tenga que ver en que cuando veo unas buenas tetas me pongo a babear como un cochino guarrete.

Stones dijo...

Sigo sin entenderlo. Si alguien quiere explicarmelo alguna vez que me lo explique. Lo del trauma del destete...

Igual voy a ser dura y macarra, pero si las tías no os hacen caso igual es que algo falla no??. No creo que seamos bichos raros (no me gusta hablar de mujeres y hombres, pienso que hay de todo en ambos lados), Claro que también habría que ver qu es lo que llamais vosotros hacer caso. Pero vamos que pienso que en las islas las chicas serán como en el resto de sitios e igual el problema de que las mujeres no os hagan caso no está en nosotras.... Vamos, que esto es una teoría nada más. Que no soy yo quien para decir nada

El Pez Martillo dijo...

Stones, no me has entendido, y eso es una prueba más de que no hacéis caso, de que no captáis lo que digo. Cuando decía que no nos haceis caso no es que no os intereseis poor nosotros. Se puede ligar y algunas incluso se dejan follar. No iba yo por ahí. Sencillamente, que cuando se os habla no parece que estéis al tanto. Por mi trabajo me he de relacionar con mujeres, y tengo amigas y familiares fuera del ámbito sanitario, y me pasa muy a menudo, que hablas con ellas (incluso de cosas relacionadas con el trabajo, contándonos las incidencias y tal) y no parece que estén ahí, y lo que más me jode es que a menudo te dejan con una frase a medias para ir a saludar a alguien que ha entrado o para ir a comprobar si alguien les ha llamado o yo qué sé.

Otra cosa es lo del tema de ligar, ahí la cosa ya depende del interés que ponga cada uno. Y se nota que no has intentado ligar con una isleña, que son muy difíciles.

Horrach, a usted no le pasa esto de que no parezcan estar oyéndole?

Stones dijo...

No te entendemos? Igual eres tú que no te expresas bien... (uy que chulita estoy estos días...)

Pues ya sabes lo que dice el dicho aquí no?? Ancha es castilla y estrechas sus mujeres...No creo que sea cuestión de isleñas o peninsulares o castellanas o andaluzas o extremeñas. Creo que es cuestión del momento, del lugar y de la situación y de cien mil cosas más.

Si una persona me está contando algo que me gusta, me parece interesante o es un amigo, pues le presto atención, si es una chorrada pues como que no....Que le vamos a hacer....

Claro que los que dicen que no se comen nada, al final son los que se hinchan (es otro dicho de tierras castellanas)

El Pez Martillo dijo...

No se trata de entender, sino de escuchar. De todos modos, algunas de las conversaciones más interesantes que tengo las tengo con mujeres.

Por otro lado, repito, se nota que no conoces a las isleñas (al menos a las mallorquinas). Hay un abismo entre las mallorquinas y las peninsulares que he conocido (a favor de las foráneas, claro, a pesar de todas las reticencias que, como buen mallorquín, tengo hacia los forasteros).

Será por dichos, hay otro dicho castellano, que es: "a follar a Salamanca" (para tu información, servidor tiene 23 cromosomas salmantinos en cada célula).

Stones dijo...

jajajajaj, nos iremos a follar a Salamanca...... Es verdad... Una canción muy tarareada entre los estudiantes. Pero eso es Castilla León, no la Mancha

Me vienes a decir que la culpa es mía y no se escuchar.... Vaya por Dios!!!!

Un beso isleño y suerte la próxima vez, que le escuchen y se sienta entendido

Horrach dijo...

"Horrach, a usted no le pasa esto de que no parezcan estar oyéndole?".

Sí, pero sólo me pasa con usted, que cuando le hablo creo que no me escucha (pensará en la Musa, imagino).

PENSADORA dijo...

¡madre mía!, con permiso de tod@s... pero que tema tan de moda, pero toda la vida...
¡hombres y mujeres!.
Plasmo aquí mi ¡hurra! por martillofish, me gusta que hayas comprendido aunque sea un poquito sobre nosotras.
Por cierto, yo soy de las que meo entre dos coches y ¡no pasa ná!, sólo que algún viandante me pueda ver el culo ¡pos ala, alegría!.
Eso de que las mujeres no os hacemos caso... esque las hormonas nos producen ese halo misterioso... jejeje! pero que anda vosotros, sobre todo cuando hay fútbol, o cerveza, o tetas cerca.

El Pez Martillo dijo...

Gracias pensadora por tus palabras. No tengo mucho que añanir, sólo que si las tetas son las tuyas seguro que te prestamos algo más de atención. Ya sabes lo que has de hacer para que un tío de preste atención: ponerte una coronitas entre las tetas.

A mi no me gusta el fútbol, así que un problema menos para que os haga caso.

Saludos y ¡Ole por las tías que mean entre los coches!

PENSADORA dijo...

¡hey! que igual las tengo pequeñas y no hacen interés...
jejeje!
Y ¡ole por los tíos que no ven ni practican fútbol!

El Pez Martillo dijo...

Pensadora, te confesaré un secreto, a mi las tetas me gustan más bien pequeñas...

romudea dijo...

Totalmente estereotipado, me he reído mucho. La realidad es otra bien distinta.
A saber
- el bolso (una de mis debilidades). Puede ser enorme, pequeñito, discreto, extravagante, depende siempre para qué lo quieras. Los hay que duele la espalda, los hay que no sabes ni que lo llevas. Siempre, además, nos queda el viejo truco de decirle a tu partenair masculino: "Oye, me aguantas el bolso un momento?" y dejárselo hasta que el maromo en cuestión se acuerde de que lleva un bolso de tía colgando del hombro (otro estereotipo: el despiste de los tíos).
Yo suelo ir a diario con una maleta de piel que me compré en la Piazza de la Sta. Crocce (Florencia) , que viste muchísimo más que cualquier bolso que se precie, y me permite sacar mis lecturas, apuntes, etc en cualquier momento. Osea, pija que es una cuando se lo propone.
- Falda , medias, tacones, etc: Pues sinceramente, poco uso de eso. Casi siempre voy con pantallones y botas con poco tacón, eso sí, muy elegantes. Además , pantalones a veces con multitud de bolsillos y departamentos secretos que me permiten no llevar bolso.
- Cuartos de baño: eso si, eso sí que es una gran traba, por las colas que se forman en los cuartos de baño de señoras, pero siempre cabe la posibilidad de hacerte la despistada y meterte en el de los tíos si el sitio no es muy cutre.
Lo de mear entre dos coches, como que no, pero decir "esperarme un momento que voy a mear" en medio de una caminata en el monte, pues a menudo.
- Amistades entre tíos y tias por qué no, si hay confianza, ok, si se empiezan las desconfianzas y rollos raros, pues nada, a lo que salga.
_ por último, las tetas, ese gran fetiche con ramalazos maternales; sí, digo fetiche, porque ya no hay tetas como las de antes, ya una gran parte son objetos artificiales, quiero decir, prótesis. Conozco a multitud de amigas que se ha regalado o les han regalado sus respectivos un buen par de tetas. Uf! miedo me da meterme en un quirófano para eso, pero no puedo decir de este agua no beberé. Como el ser humano es tan imprevisible, lo mismo doy la campanada dentro de unos años siendo "Miss Silicona" de la residencia geriátrica, quién sabe.

Nada, que me he reído con tu reflexión. Un saludo.

El Pez Martillo dijo...

De eso se trataba, de reír un rato.

Saludos a ti.