viernes, 16 de febrero de 2007

Nietzsche y las mujeres II

El misógino Nietzsche, fustigado por Lou Salomé


"La mujer perfecta es un tipo humano superior al varón perfecto, pero también es un ejemplar mucho más raro".

"Pocos hombres hay aquí: por esto se masculinizan las mujeres. Pues sólo el que sea bastante hombre podrá "redimir" a la mujer en la "mujer" (Así hablaba Zarathustra).

"Hay mujeres que, por mucho que en ellas se busque, no tienen interior, no son más que máscaras. Hay que compadecer al hombre que se abandona a estos seres casi fantasmales, necesariamente incapaces de satisfacer" (Humano, demasiado humano).

"Hasta aquí hemos sido muy corteses con las mujeres. Pero !ay!, llegará un tiempo en que para tratar con una mujer habrá primero que pegarle en la boca"

A
yer lo dejamos a punto de exponer el asunto Lou Salomé. Vamos allá.

En 1882, el profesor Nietzsche había abandonado la universidad de Baislea y se veía obligado a llevar una existencia errante entre la montaña suiza y la costa mediterránea (Venecia, Niza...) en busca de condiciones climatológicas óptimas para sus problemas de salud. Fue en uno de esos viajes, en Roma, cuando conoció a Lou Salomé. Se la presentó su amigo Paul Ree, con quien el filósofo mantenía una buena amistad desde hacía un tiempo. La reacción de Nietzsche al ver a la joven Lou (que por entonces tenía apenas veinte años) fue fulminante, las palabras que dijo fueron: ¿De qué astros hemos caído aquí el uno para el otro?. No tardó en pedirla en matrimonio (no era la primera vez que Nietzsche pedía a alguien el matrimonio, pero nunca con el apasionamiento de esta vez), cosa que ella rechazó. A partir de entonces se estableció una especie de triángulo entre Lou, Friedrich y Ree, que se concretó en planes para vivir juntos los tres y formar así lo que ellos llamaron la trinidad pagana. Lou era una joven muy decidida de rasgos agresivos, muy poco femenina, y tenía unas ideas escandalosas para su tiempo respecto al sexo y a lo que se supone que se esperaba de una mujer. La relación de Nieztscho con esta joven provocaron las primeras escaramuzas serias con su hermana y con su madre, que le llegaron a retirar la palabra. Hubo más peticoiones de matrimonio a Lou, todas rechazadas, puesto que al parecer con quien sí que mantenía una relación era con Paul Ree. El triángulo se rompió en el otoño de 1882 de forma desastrosa para Friedrich, que se sumió en una fase de dolor anímico de la que surgió a partir del invierno su obra más universal, Así habló Zaratustra.

Las opinioines sobre las mujeres empezaron a hacerse más agresivas a partir de este momento (yo sobre todo lo demás). En muchas ocasiones da la impresión de que cuando escribe lo que escribe, tiene a Lou en mente, que hace de una mujer particular el eterno femenino, y sus opiniones destilan muy a menudo dolor y cierto resentimiento.

Llegados a este punto, espreciso señalar que hay una distancia importante entre la vida y la obra de Nietzsche. Toda la virulencia que puede llegar a desplegar en sus escritos era docilidad en el trato personal. Al parecer, era una persona correctísima, amable, incluso dulce, que encandilaba a sus interlocutores con sus maneras. Cuidaba su aspecto y hablaba con la pasión justa. En sus obras, en cambio, no duda en arremeter contra todo lo que se mueve, incluso con violencia y de formas a veces poco razonables.

No se sabe si por esa agresividad o por la amabilidad, a lo largo de la vida de Nietzsche, no fueron pocas las mujeres que se sintieronn atraídas por sus escritos y por su personalidad. Algunas, tras leer alguna de sus obras, manifestaron su deseo de conocerlo. Y algunas llegaron a ser buenas amigas suyas. Hay que decir que entre estas amistades femeninas se encontraban auténticas pioneras en los movimientos feministas, con lo que nos encontramos con una aparente contradicción. El gran misógino adulado y perseguido por feministas. Incluso llegó a ser el único voto a favor del ingreso de una mujer en la universidad (en una época en la que no había ninguna). A lo mejor es que no era tan misógino, o que ellas veían en él una figura de poder de la que aprovecharse, a la que vampirizar.

Para finalizar, sólo quiero referirme a la figura de otra mujer, la misteriosa y ultracatólica Cósima Wagner, esposa de Richard Wagner. Parece ser que su sombra le persiguió toda su vida, y que en parte fue la causante de la sonada ruptura entre Nietzsche y su marido. Hay autores que incluso han sugerido un posible amor oculto.

En cualquier caso, vemos como las relaciones que mantuvo Nietzsche con las mujeres responden a un carácter especial y poseen una profundidad extraña. Con los hombres mantuvo relaciones de tipo maestro-alumno (caso de Ritschl, su mentor en la universidad, con el que también acabó mal), amistades juveniles (con Paul Deusen, Gustav Krug...), profunda veneración (Wagner, que terminó como el rosario de la aurora), editorial, polémica... Con las mujeres en principio no tenia ningún interés especial (intelectual, quiero decir), pero mantuvo siempre muy buenas relaciones con ellas, que iban desde lo visceral-orgánico (con su madre y hermana, con Lou) hasta una superficialidad alegre y despreocupada (excursiones por las montañas de Suiza, viajes por Italia...).

Algunos nombres: Franziska Nietzsche (madre), Elisabeth Nietzsche (hermana), la tía Rosalie, la abuela Erdmunde, Lou Salomé, Cósima Wagner, Meta von Salis, Malwyda von Meysenburg, Ida Overbeck, Marie Baumgartner...

19 comentarios:

jarttita dijo...

He de decir, Pez, que la entrada de hoy completa de forma preciosa a la de ayer. Humaniza y diviniza por igual al bigotes. Y la foto es maravillosa!!.

Ahora me queda la sensación de que yo también habría querido conocerlo, de vivir en su momento:).

En resumen...: hombres!!.

El Pez Martillo dijo...

Jarttita, ya digo que fueron muchas las que le admiraron y le intentaron conocer, incluso feministas.
Y lo que he intentado transmitir, que es una de las ideas que tengo sobre él, un poco psicoanalítica (no sé porqué pero tengo la impresión de que Nietzsche se hubiera sentido atraído por el psicoanálisis, de hecho a veces se le considera un precursor) es que las mujeres le hicieron sufrir bastante, y por eso a veces es tan agresivo (pero al mismo tiempo es amable hasta el exceso).

Respecto a lo de conocerle, me parece que no es posible, porque debe estar muy desmejorado el hombre. Pero si te sirve de consuelo, una vez, cierta ctónica (además de musa) me dijo que yo debía ser la reencarnación de Nietzsche. No sé cómo tomarme eso viniendo de alguien que dice admirar y tener como modelo a Lou Salomé.

Saludos.

jarttita dijo...

Hombre...seguro que al menos no llevas su bigote:).

Hay un camarero en la cafetería donde desayunamos que siempre dice: Salomé pa´ca Salomé pa´lla. La próxima vez sonreiré.

Muaks.

El Pez Martillo dijo...

Tranquila, que no llevo su bigote. Tal vez debería dejármelo, tal vez me haría más irresistible. Tiene que hacer unas cosquillas...

Sobre lo de Salomé, supongo que sabrás que Salomé fue la que pidió la cabeza de San Juan Bautista. La mujer como decapitadora de hombres, como lo que nos prefiere descabezados...

jarttita dijo...

jajajjjaaaa....Pez...!!!.

A mí me gustan con cabeza: que piensen que piensen...aunque está muy bien que la pierdan a veces.

Horrach dijo...

"...tal vez me haría más irresistible" (Pez dixit).

¿¿Más??, ejem... y yo que pensaba que el Jorge Cluni era un servidor...

El Pez Martillo dijo...

Jart, supongo que te gustan con cabeza... y con cola.

jarttita dijo...

Supones bien, claro....:).

Musactónicaibicenca dijo...

Mmmmmm.... Tendré que empezar a dejarme caer más asiduamente por este blog... Qué es todo esto de Salomé pa qui Salomé pa llá? No será un intento de suplantarme?
Puedo comprender que haya más musas por el mundo, pero lo de más Salonés, no. Reivindico mi alter ego de SAlomé.
He dicho

El Pez Martillo dijo...

Me parece que Horrach no es el único que se ha puesto celoso...

Morisimaa dijo...

"Cuando trates con una mujer no olvides el látigo"

La vieja q hablo a zaratustra

vandrea dijo...

Me encanta el pobre de Nietzche, sin quererlo se convierte en uno de los tipos mas atractivos de hombres...el "pobrecito que hay que enseñarle que no esta bien lo que piensa" Adorable...si lo sumas a ese "bigote" mmm galan.
besos ame tu blogger, una chica.

Anónimo dijo...

Me sorprende la cantidad de mujeres que encuentran atractivo a este sr., y aún más como justifican su estúpidez...nooo!..si como Neruda hay varios!...¬¬...sobrestimados a morir!, y este sr. mundialmente adorado...y pq?...en verdad no entiendo, sirve de chistes lo que escribe?...aún asi ni gracioso lo encuentro...Supongo que mucha culpa tuvieron tambien las mujeres de esos tiempos, no dudo que la mayoría eran vacias e imbéciles...sin embargo, hoy por hoy...ya deberiamos dejar de pensar en Nietzsche como un "gran pensador", porque sus "teorías-chistes" no tienen veracidad...ya no se acomodan a nuestra actualidad...adorarlo es como adorar a la pena de muerte...querer a algo que va contra el progreso y la humanización ...igualdad por Dios!...no es eso lo que todos queremos?...

Anónimo dijo...

"Hay momentos en que los sicólogos parecemos caballos espantados: cuando vemos fluctuar ante nosotros
nuestra propia sombra. El sicólogo, para ver, debe apartar la vista de sí mismo."

???????????????....que onda?...debió haber seguido su propio consejo, debió haber escapado de sus demonios, si tu dices (y muchos más) que se justifica su odio contra nosotras por sus "terribles experiencias" con mujeres...predica pero no practica...0 credibilidad.
Está claro que si estuviera vivo...yo misma lo mato.

El Pez Martillo dijo...

Estimada anónima:

En primer lugar, gracias por comentar.

En segundo, ninguna teoría es obsoleta. Ni dejan de acomodarse a nuestra actualidad. Todo, en mayor o menor medida, y para bien o para mal, ha contribuido a que lleguemos al punto en el que estamos. Me parece un crimen de lesa humanidad no tenerlo en cuenta y creer que lo que no es rabiosa actualidad es despreciable. ¿Acaso hemos de dejar de estudiar el arte egipcio o de escuchar música barroca porque "no es la de nuestro tiempo"? A partir de ahí, que cada cual se interese y obsesione por lo que más le apetezca.

Finalmente, una duda: ¿lo de matar a alguien por no acomodarse a sus cánones de pensamiento, dónde hemos de colocarlo, bajo la bandera del progreso o de la humanización?

Saludos cordiales.

Jorge Luis Vizcarra Cárdenas dijo...

Saludos, la frase que encabeza u post "La mujer perfecta es un tipo humano superior al varón perfecto, pero también es un ejemplar mucho más raro" es realmnte de Nietzsche? o es una frase que se atribuye a el? en que libro ha sido escrita, tengo esa duda ojalá puedas aclararmela

El Pez Martillo dijo...

Hola, Jorge Luis. La frase en cuestión aparece en "Humano, demasiado humano", en concreto es el aforismo 377, el que abre el apartado titulado "Mujer e hijo". Supondremos que es del propio Nietzsche, aunque él muchas veces parafraseaba o hacía citas implícitas. Desde luego, en la edición que poseo, no hay ninguna nota que haga pensar en que pueda ser de otra persona o que sea un parafraseo. Por lo tanto, la consideraremos suya.

Saludos.

Jorge Luis Vizcarra Cárdenas dijo...

No es el 376?

El Pez Martillo dijo...

En dos ediciones distintas que tengo, la malísima de Edaf y la buenísima de Akal, aparece como el aforismo 377. Además, Derrida en "Espolones" lo cita también con ese número.