miércoles, 28 de febrero de 2007

Mis músicas favoritas IX. Quimi Portet.


Jo ja m'entenc

"Pues no hay nada que se escape
a mi comprensión
sobretodo tras el cambio
a la nueva medicación.
Ni los conflictos más obtusos
de la política local,
ni los enigmas psicológicos
de las disfunciones sexuales"
Aparteu les criatures

Aprovechando que tiene nuevo disco recién salido de la fábrica y que se encuentra en plena fase de propagando, el departamento de Audiovisuales y Emotividad Anal que lleva los asuntos del Astro que hoy nos ocupa me ha encargado una entrada que lo ensalce como él se merece. Ya śe que de estas cosas la plebe no entiende ni debe entender, pero la propaganda es la propaganda y de algo han de vivir las estrellas, por lo que ni siquiera Portet (aka, Astro Intercomarcal, El guapo del Último de la Fila, o, sencillamente, El Otro) se libra de estos asuntos.
Bajo el sugerente y hermético título Matem els dimarts i els divendres (literalmente, matamos los martes y los viernes), nos presenta una colección de temas que completan y redondean su iluminadora discografía (de los cojones). La cosa empezó allá por el 87, cuando aún estaba unido a Manolo García, con el título Persones estranyes (del que el propio Portet dice que "es bastante malo"), i continuó con Hoquei sobre pedres (1997), Cançoner electromagnètic (1999), Acadèmia dels somnis (2001), y La Terra és plana (2004). En todos ellos agrupa canciones que hablan de forma extraña de la vida y de la cotidianeidad, pero tras un filtro de surrealismo (ya salió la palabrita, pero es que no hay una forma mejor de definir lo que hace Quimi Portet) que las hace incomprensibles e incoherentes. Se mueve entre la experimentación con los sonidos electrónicos y las más sencillas canciones acústicas de guitarra y voz, y muy a menudo se sale conn la suya. A veces denso, otras sencillo. Por momentos absurdo, agresivo y tierno. Admirador del filósofo catalán Francesc Pujols (uno de los que aportaron algo de marco conceptual al surrealismo), lo deja traslucir en algunas de sus canciones (de hecho, hay una que lleva su nombre por título).

No sé que más decir, sólo que me gusta de cada vez más (es de esos que van entrando a medida que uno lo va escuchando más y más, porque su estilo a veces es monótono y lleva una onda que no siempre es fácil de captar), y que este último disco suyo sí que entra a la primera, a pesar de que tiene un cierto aire triste y acústico.

En fin, que en el margen tenéis los enlaces a su página web y a su blog. Tienen una pequeña pega, que están en catalán, lo cual no los hace comprensibles a todo el mundo (pero bueno, tampoco todo el mundo entiende el inglés o el español). Tal vez sea esto, el hacer sus discos en catalán, lo que le hayan restado interés más allá de las regiones más o menos catalanoparlantes (España es un país extraño, donde una canción en rumano puede ser canción del verano, pero una en catalán es vista con recelo e incluso rechazada).

Dejo un videoclip (él los llama peliculitas de propaganda) de una de las canciones de su último disco.

2 comentarios:

Andreu dijo...

Aunque no soy seguidor suyo, siempre me ha llamado la atención su sentido del humor (algo que queda plasmado en su página web -dels collons). Habrá que echarle una oreja a su trabajo.

Será casualidad, pero también se la estoy echando a Antònia Font, un grupo que no me había llamado la atención con sus primeros trabajos -siguen sin gustarme demasiado- pero que, a partir de su tercer disco, tienen temas que me parecen interesantes y que llegan a conmoverme.

Un saludo y gracias por las sugerencias.

El Pez Martillo dijo...

Ya digo que es algo difícil, pero resulta muy interesante, cuando menos para comprobar que es un sentido del humor un poco tonto.

Por lo demás, muy buenos Antònia Font, sobretodo, como dices, en sus últimos trabajos. Tienen una poética muy curiosa.