viernes, 2 de enero de 2009

Mos hem de fer una foto


Con la proliferación de cámaras fotográficas por todas partes y la facilidad que hay para echar fotos (ya no hay que revelar, con lo que la cosa se abarata y se hacen muchas más fotos), el personal va a todas partes con sus cámaras, y se llega a la situación absurda de ver medio local posando y tirando fotos. inmortalizando momentos que, por estar tan pendientes de la fotografía, no se viven igual que si no anduviéramos tan obsesionados con el deseo de que quede constancia.

4 comentarios:

PENSADORA dijo...

A falta del "Ecos de anoche" veo que ni tú ni yo... lo dicho, la nochevieja no es una buena noche.

Lo de las fotos también tiene su cosa que yo me lo paso muy bien y suelo sacar el móvil y hacer alguna fotillo de vez en cuando para luego reirme un montón o incluso reirme mientras las hago, también tiene su gracia... en fin.

Demos la bienvenida al nuevo año y ¡que le den a la nochevieja!.

Rafael I. Llodrá-Llopis dijo...

Yo no uso móvil, ni cámara de fotos... Tal es así que, para las imágenes de perfil de blogger y facebook, he tenido que tirar de unas fotos que me sacaron en "el curro" y que habían colgado en su blog. Y lo guapo que salgo en todas. :P

El Pez Martillo dijo...

No te creas, Pens, que la nochevieja no estuvo tan mal (de hecho, no me puedo quejar). Lo que pasa es que no todo se puede contar, y tampoco hubo ningún momento de euforia o explosión de alegría, o, simplemente especial, que es lo que suelo poner en los ecos de anoche. Pero bueno, por poner un momento, ahí va uno:

http://www.youtube.com/watch?v=CdvITn5cAVc

Y sobre lo de las fotos, mi móvil tiene cámara, pero apenas tengo una o dos hechas. Yo casi no hago fotos a personas, soy más de los paisajes y perspectivas raras. Entiendo que se quiera inmortalizar momentos, pero eso de estar toda la noche tirando fotos, me parece una exageración. Y reconozco que, yendo de viaje, soy un poco "japonés", pero nio de coña me llevo la cámara a una cena o a una juerga, que es lo que muchos hacen.

El Pez Martillo dijo...

Hooombre, Rafa, usted por aquí y dejando comentarios!!!

Usted es como el Ser heideggeriano, imposible de aprehender en una instantánea. Eso sí, seguro que cualquier acercamiento fotográfico es de gran belleza, aunque siempre deja un poso de amargura porque siempre está en retirada. Se libró usted de que llevara la caámara a la cena del pasado día 17, que hubiera salido en unas cuantas fotos, jejej.

Shalom aleichem.