jueves, 6 de marzo de 2008

De crisis varias


En el establecimiento del diagnóstico de crisis intervienen numerosas variables. No sólo hay que tener en cuenta los números, sino que es importante valorar las expectativas que se tenían y que se tienen acerca del futuro. Además, creo que también hay que considerar una cierta necesidad psicológica. Porque las crisis son necesarias, hay que parar de tanto en tanto para poder continuar el camino. Y luego esta la cuestión de la percepción. A veces puede haber la sensación de crisis sin que la crisis sea tan grande, es como una paranopia de crisis. Y sucede que, tal vez, esa sensación venga dirigida con cierta intencionalidad. Porque aunque haya crisis, siempre hay quien gana. La pregunta en la mayoría de los casos es: ¿a quién beneficia la crisis? ¿es todo el movimiento económico tan "inocente" como parecen creer los que a ello se dedican? Puede que haya momentos en que a la mano invisible le interese la crisis.

Por otro lado, nos llenamos la boca de crisis y crisis, refiriéndonos a la económica, y a todo el mundo le entran los temblores. Cuando llevamos décadas (algún siglo, quizás) metidos en otra de mucho mayor calibre, y que no todo el mundo parece identificar (aunque hay cierta inquietud sobre el asunto...).

5 comentarios:

PENSADORA dijo...

Sí señor! esa crisis "no económica" de la que hablas se masca en el ambiente, pero es curioso, sólo la percibimos unos pocos... mmm... si algún filósofo de los antiguos levantara la cabeza!!!
Y la crisis económica, que yo creo que más que haber llegado la hemos acelerado a base de miedo y paranoia, pues mira, no coment, dejaré que corra el tiempo a ver si mi pensamiento es acertado.

El Pez Martillo dijo...

Pues no señora! Publique usted su pensamiento y así luego podrá presumir de haber acertado. Que luego el mundo está lleno de gente que dice eso de "ya se veía venir" (¿y entonces porqué no dijeron nada?).

Por lo demás, lo de la crisis económica tiene mucho de paranoia y poco de realidad (ciertamente, algunos precios han subido y tal). Se trata, en última instancia de vivir según las posibilidades, y hay que admitir que en este país, impregnado de la mentalidad del "nuevo rico" hay muchos que se han extralim(o estén acojonados con tener que pagarlo...).

javi dijo...

La crisis personal es necesaria. Significa una alerta, un cambio, un abrir los ojos, y en este sentido son necesarias para aprender. Las crisis personales, dentro de todo lo malo que puedan comportar, son positivas. O así al menos lo veo yo.

Las crisis económicas también son necesarias. Para los economistas, claro. Es la manera que tienen de recolocar ganancias y sacar beneficios. Las crisis en economía es lo que la cosecha en materia agrícola. Luego viene el acopio.

Asombra por ejemplo ver preocupado a un ministro por la supuesta crisis inmobiliaria. Un gobierno digo yo que se debería preocupar por las necesidades de la gente, y no por ciertas empresas o sociedades anónimas. Si las inmobiliarias (que generalmente son tapaderas de negocios más lucrativos) se ven obligadas a ir cerrando, por mí pueden ir cerrando sus puertas no de una en una, sino todas de golpe. Al menos así cambia un poco el paisaje urbano. Yo estoy harto de salir a la calle y no ver más que asesorías, gestorías, inmobiliarias, bancos y agencias financieras por todas partes.

El Pez Martillo dijo...

Completamente de acuerdo, javi. El único matiz que añadiría es que la economía, para bien o para mal, nos arrastra, y detrás de esas inmobiliarias hay gente que necesita vender su piso (por lo quesea, aunque ya he apuntado antes que a lo mejor no pueden hacer frente a hipotecas que han adquirido forzando demasiado la cosa). Todo está muy entemezclado y con unos caen los otros. Eso sí, a la hora de los beneficios, siempre salen ganando los mismos (y si ganamos todos, algunos ganan mucho más):

PENSADORA dijo...

¿Ves?, no hacía falta que me explayara (existe esta palabra?) con el tema, vosotros mismos lo habéis desarrollado...
Totalmente de acuerdo con ambos.
Si saco un rato, ya escribiré una entradita sobre el tema.