viernes, 23 de febrero de 2007

The Doors. When the music's over

Una de mis favoritas de uno de mis grupos favoritos (ya les dedicaré una entrada, pero hoy me apetece poner esta canción). Una canción como me gustan a mi, larga, densa, con un no-sé-qué que la acerca a lo ritual, a lo orgiástico y dionisíaco. No pienso añadir nada más. Disfrutad.

8 comentarios:

jarttita dijo...

jaja, era un poco ctónico el morrison eh?:

Qué weno estaba

Horrach dijo...

ahí, ahí, Pez, mejor dejamos a Pink Floyd de lado y nos abandonamos a los Doors, que son 'de los míos' de siempre. Junto a los Pixies, son el único grupo que ya me gustaba en mi infancia, a finales de los 80, y todavía ahora. Prefiero 'The end', la canción de mi vida, pero el 'When the music's over', que cerraba su segundo disco 'Strange days', es colosal, tremendo, casi ritual.
saludos

PD: el otro día vi unas imágenes de los actuales Manzarek y Krieger, y daban pena, no tanto por lo cascados, sino porque siguen intentando ordeñar la vaca de los Doors con conciertos de medio pelo.

Horrach dijo...

Jart, yo de niño quería tener el físico de Morrison. Ahora ya no pienso lo mismo, porque si fuera como Morrison me pasaría el día follando (me sobrarían las candidatas) y no es plan, teniendo una tesis en las manos, sin acabar, ¿no le parece? :-)

Rabino veterano dijo...

Para reivindicar como "de uno" a los Doors no hay como haber vivido los años dorados del Rustic en Gomila, cuando Helen llevaba el negocio y nos ponía los cassetes (sí, sí) sesenteros y setenteros que, entre cervezas, petas y, con suerte, algún magreo, te transportaban unas cuantas décadas atrás... la de veces que habré cantao, entre flemas, amargor bírrico, alquitranes y porquerías varias -salivas ajenas, con suerte... me viene un déja vu- los Light my fire, The end, The Soft Parade (has now begun... listen to the engines hum!), L.A. Woman o este mismo When the music´s over... una voz clavá al amigo Jim, la mía... curtida por la mala vida, oigan. Un día que esté más cebolleta todavía que hoy les tengo que contar la batallita de los tigres del Rustic... ahora me toca volver al asilo y a las pastillas... y a ver si le toco el culo a alguna enfermera...

Horrach dijo...

Hombre, Rabino, usted por aquí, a estas horas. Recuerde que estamos en pleno Sabbath y debería estar rezándole a Yahveh, ¿no?

Pero ya que está en plan rememorador, creo que nuestra millonaria audiencia tiene derecho a saber qué pasó con ese grupo musical que estaba destinado a dejar a los Doors como meros aprendices. Me estoy refieriendo a los míticos Dies Alter.

shalom!

Rabino novillero dijo...

¿Qué pasó con los Dies Alter? Después de que su cantante original desapareciera no lo sé, pero mientras estuvo fue un grupo tan maldito y tan de culto que nadie, aparte de ellos mismos, llegó a conocerlo.

El Pez Martillo dijo...

En la carrera de los Doors hay como dos etapas, una primera, que para mí es la buena, y luego otra (con LA Woman, Morrison Hotel), en la que se decantaron más por el blues y otros sonidos. No es que el blues no me guste (me encanta, ya le dediqué una entrada), pero creo que perdieron el toque ritual que tenían en sus dos o tres primeros discos. Una vez un amigo definió el Waiting for the sun como "pesadíllico", en aquel momento, y aún ahora, me parece una muy buena definición (Not to touch the earth, the unknown soldier, spanish caravan, my wild love..., increíble).

Un saludo a todos.

Horrach dijo...

Estoy de acuerdo con usted, Pez, la primera etapa (los 3 primeros discos) es más densa y oscura. Aunque mejor dígale a su amigo que no se dice
'pesadíllico',sino 'pesadillesco'.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...