martes, 29 de diciembre de 2009

De Mandriva a Ubuntu

Así luce mi escritorio

Hace unas semanas cantaba las maravillas de la nueva versión de Madriva y lo contento que estaba con ella. Pues debo desdecirme. Mis continuas batallas con el ordenador para exprimirlo al máximo (esta vez, lo confieso, se trataba de instalarle un juego), me hicieron darme cuenta de que no era tan versátil como yo creía. Entonces decidí probar con Ubuntu 9.10. Antes era la distribución que usaba, pero cada nueva versión me daba unos problemas terribles, sobre todo a la hora de configurar la tarjeta wi-fi (tengo mala suerte con la tecnología, y siempre me surgen problemas de alguna clase). Al final lograba que el aparato la reconociera y la hacía funcionar, pero eso me costaba varios días de dedicación a la línea de comandos. Y sí, he aprendido mucho con ello, pero era un coñazo.

Bajé la imagen .iso de la web de ubuntu (tranquilos, es gratis), la grabé, y la puse a instalar. En menos de media hora lo tenía todo listo. Y, milagro!!! Todo bien configurado y sin problemas, con wi-fi y toda la pesaca. Incluso la tarjeta gráfica estaba perfecta y podía usar toda una serie de efectos chulos que hasta el momento no había logrado hacer funcionar. En fin, que estoy más feliz que una perdiz con Ubuntu. Y si a alguien le interesa, no, no logré jugar al juego ese, pero casi mejor, que estos inventos del diablo te sorben el coco y te quitan mucho tiempo, y uno no está para perderlo matando orcos.

He dicho.

2 comentarios:

Dani dijo...

Por pura curiosidad, ¿qué juego intentabas instalar?

El Pez Martillo dijo...

El juego se llama Runes of Magic, y es una especie de World of Warcraft gratuito. La gracia está en quedar con los amigotes cada uno desde su casa y jugar juntos. Lo intenté instalar y jugar usando wine, pero, siempre lo verá, resulta que este juego tiene un problema con wine y mi tarjeta gráfica (sólo mi marca y modelo, manda huevos) que le impide ejecutarse.