sábado, 17 de marzo de 2007

Resistencias


Algunas veces, la Realidad se resiste a entrar en el Mundo. Éste se comporta como un velo que la cubre, y ella en algún momento se revuelve, se rebela a ser ocultada/cubierta por el telón. Y en esos momentos se presenta clara, cruda y agresiva (todo descorrer el velo supone una violentación, porque nosotros vivimos en él, somos él), y nos golpea. Lo más normal es que se trate de un instante, a veces una minucia de tiempo, pero muy perturbador, un auténtico terremoto para el Mundo. Pero éste acaba imponiéndose de nuevo, y vuelve a cubrir la escena. A la espera de una nueva conmoción por parte de la Realidad (conmoción que, por serlo, ya será Mundo).

1 comentario:

Horrach dijo...

Estas cortinas parecen las oníricas de 'Twin Peaks'...