jueves, 4 de enero de 2007

Procol Harum. A whiter shade of pale


Me encanta ese órgano como de iglesia. Y el ritmo solemne de la batería. Entre los dos hacen de esta canción algo más que una simple canción romántica (que es lo que se nos ha transmitido a través de muchísimas versiones). Es casi religiosa. Y para confirmar mis sensaciones con esta canción, voy y me encuentro, al visionar el video, que tiene escena nada románticas. Aunque, por supuesto, también se puede bailar (pegados, como decía aquél). En resumen, una maravilla.

8 comentarios:

Horrach dijo...

Esta canción de los Procol fue una de mis favoritas en la infancia. Aunque ahora me gusta algo menos, tiene la particularidad, como todas las canciones que me han gustado, de transportarme a la época en que la escuchaba. Buenos recuerdos. No soy nostálgico (sí melancólico), pero mi infancia no estuvo nada mal. Fue después empecé a caer y a caer y caer, hasta llegar al sótano actual.

El Pez Martilllo dijo...

Es de esas que todos hemos escuchado desde siempre, un clásico. Incluso es posible que, por la edad que tenemos, nos hayan llegado resonancias sentimentales positivas de ella a través de nuestros padres (muy probablemente la bailaron y, quién sabe, hasta es "su" canción). Eso hace mucho, a parte de las sensaciones que cada uno de nosotros le haya podido añadir en su vida (ya sea por la infancia o porque también la haya podido bailar con alguien especial, nunca se sabe).

¿Sótano o catacumba?

musavampírica dijo...

Muy buen la canción, le felicito amigo pez, casi casi es comparable a Melodía desencadenda, una de las grandes canciones de mi vida.
Por cierto, aprovechando la presente le comunico que memarcho unos días a mis orígenes, que como bien sabe usted no se trata de Tansilvania precisamente.
Por cierto doctor, duerme tamíén usted en féretros?

Horrach dijo...

Amigo Látigo, la de los Procol siempre le recuerdo en 'The Commitments', esa simpática peli irlandesa, con música de Wilson Pickett & co. Creo que era el doctor del grupo que practicaba al órgano de una iglesia la canción de los Procol. El curase le acerca y le pregunta sobre el significado de las 'vírgenes vestales' de la letra de la canción.

MUSAvampíricoctónicaibicencatrnasilvana,

sepa usted que el doctor Horrach no sólo acomoda su castigado cuerpo en un féretro a la hora de fer nones, sino que le hace al artefacto otras muchas cosas menos confesables. En algo hay que ocupar las largas horas de soledad del subsuelo, ¿no cree usted?

umm, 'canciones de mi vida', buen tema para ver de qué pie cojea la sensibilidad de cada cual. La mía saldría de este grupito, a bote pronto (hay más, claro):

'Song for dead time', de los Swans (en la versión de Michael Gira, no la de Jarboe. La de Gira es más tétrica que la de la divina Jarboe)

'The end', The Doors

'Cold', The Cure

'This is hardcore', Pulp

'I don't believe in the sun', Magnetic Fields

'Waiting for the miracle', Leonard Cohen

'I want you', Elvis Costello

el 'Hallelujah' de Cohen pero en la insuperable versión de Jeff Buckley

y 'Love' de Damon & Naomi, cantada en japonés por la divina-divina-divina Naomi Yang...

Coñoandaquenoescribes, so pesao (yo) dijo...

Esta canción mola, sí... recuerdos, también... se me olvidó, de todas maneras, el título de una peli en la que salía... una de episodios, uno con la historia de un pintor, me parece... ¿Historias de Nueva York?

¿Canciones de mi vida? Recojo el guante. 'Shine on you crazy diamond', 'Echoes' y casi cualquier cosa de Pink Floyd hasta que se separaron en los 80. Todo el Bloody kisses de Type O Negative. La novena sinfonía de Beethoven. 'War pigs' y muchas más de Black Sabbath. Las canciones del verano que estaban de moda cuando era joven -porque me recuerdan a mis intentos de tocarle el culo a las jamelgas de la plaza del pueblo, discoteca o localucho de mala muerte mientras estaba patéticamente fumado, borracho y drogado (no necesariamente en este orden); ahora no lo necesito, es mi estado normal.- En los últimos tiempos, todo Godspeed you black emperor. Las canciones populares de esos monstruos que fueron los Dies Alter -con el cantante más vomitivamente penoso que ha conocido esta isla, al menos-. Vale, y muchas más, que ya aburro.

(9 caracteres en el filtro antispam. Total, para luego tener que repetir. O siempre leo mal, o el sistema no acaba de rular).

(Segundo intento, ¿qué decía? Ahora sólo son 8.

Horrach dijo...

Yes, maestro, era 'Historias de NY', el primer episodio, de Scorsese, con un enloquecido Nolte y la fea R Arquette antes de 'Crash'.


Al margen de la música que he puesto en mi perfil, quiero homenajear algunos discos, el mejor: 'Body lovers/Body haters', una 'rayada' (rabino dixit) del chapetado Michael Gira. Infernal, tétrico, horrachiano, pánico.

los 3 primeros discos de Black Heart Procession (es fácil: se titulan '1', '2' y '3'). Y su ep 'Fish the holes on frozen lakes'.

the Swans, 'Blood promise', 'The final sacrifice'

el 'Electricity' de OMD

el 'In dreams' de Roy Orbison

'El cant de la Sibila'

'Hollow hills' de Bauhaus

'La mataré' de Loquillo

y cualquier éxito de los míticos Dies Alter, esos nuevos Joy Division al estilo s'Indioteria.

Horrach dijo...

Y me despido (me espera el féretro, calentito y acogeador) por hoy con una exclusiva. Amigos, Pez, Rabino, Musactónicovampírica,...

¡¡¡ME PLAGIAN!!!

No es que esté paranoico (bueno, sí, pero creo que es cierto esta vez), pero ya he identificado a 3 columnistas que me han saqueado algún texto del blog o de lo que publiqué en kiliedro. Ayer un amigo descubrió el último caso, en la edición balear de El Mundo. De momento me guardaré sus nombres, pero a la próxima...

El Pez Martilllo dijo...

Han desatado ustedes el tarro de las esencias con eso de las canciones de nuestras vidas. Algunas de las que han citado son muy buenas, y formarían parte de mi lista personal. De todos modos la cosa depende un poco de cada época, puesto que hay canciones que en su día significaron mucho que ahora ya no me dicen nada o ni escucho. Pero, en cualquier caso, ahí van algunas de mis canciones favoritas:

Stairway to heaven (por si alguien no lo sabía: Led Zeppelin)

Beatles: ticket to ride, tomorrow never knows, I am the walrus, strawberry fields forever, helter skelter...

Yann Tiersen: Monochrome, Bagatelle, Sur le fil.

Me han citado ya la novena de Beethoven (me encanta poner el último movimiento a todo trapo en el coche). Y añadiría el Réquiem de Mozart.

La gran trilogía de Radiohead: Creep, No surprises (y todo el álbum OK computer, qué coño!) y Fake plastic trees.

Y muchas, muchas más que ya iran saliendo...

Amigo Horrach: hay mucho plagiador por ahí que luego va de intelectual y de importante por la vida. No dude en denunciar la cosa. Yo usaría alguna clase de licencia (una crreative commons, por ejemplo). Una entrada agresiva en su blog sería un buen principio. Aunque seguro que en el fondo es bueno para el ego saber que columnistas de medios importantes le copian, ¿no?.

Musa: ¿se va usted ya? En ese caso disfrute y descanse (no sé si las dos cosas son compatibles). Por aquí se le echará de menos, temo que con usted más lejos mi creatividad decaiga, aunque mis oraciones y libaciones irán para usted. Y diga cosas cuando vuelva, que tenemos alguna cosa pendiente.
Respecto a lo que dice de las canciones, a la melodía desencadenada le tengo una cierta manía (no sé porqué, pero esos grititos agudos que lanza el cantante me crispan un poco, y me pone agresivo). La blanca palidez es otro asunto, siempre me ha gustado, y ahora que sé que le gusta a usted, me gusta más. ¿Bailas?