sábado, 13 de mayo de 2006

Sueños


Anoche tuve un sueño de esos que te atontan todo un día. De los que te dejan un poso que imprega todo lo que piensas, sientes y haces durante las siguientes horas. No se trata de un resto agradable, ya que el choque entre el sueño y la vigilia no es nada agradable. Hasido un sueño con personas reales y lugares también existentes. Lo que no ha sido verdad es la situación y las palabras dichas. pero se han dicho y vivido con tal intensidad, que en ningún momento he dudado de ellas. No me ha ocurrido como en otras ocasiones, en que eres consciente de estar soñando desde dentro del sueño. Esta vez no. Esta vez todo ha sido tan real, tan vívido, que cuando el despertador me ha sacado violentamente de mi ensoñación, me he preguntado: ¿pero no estaba en... con...? Y entonces, la penumbra de mi cuarto y la hora en el despertador me han hecho caer en la cuenta de que no, que nunca salí de mi cama, y que no estuve con ella, y que debía levantarme para ir al trabajo. Y los sentimientos que me han embargado durante el sueño han mutado en una tenue tristeza que no creo que se vaya hasta que me vuelva a acostar. Hoy tengo una tendencia aumentada a evadirme y a la ensoñación (tanto, que mis compañeras han tenido que hacerme bajar de las nubes varias veces).

Ojalá el sueño hubiera sido algo real. Ojalá sea premonitorio (no creo en esas cosas, pero nunca se sabe...). Ojalá se repita. En cualquier caso, lo he vivido como real. ¿Y acaso alguien duda de que los sueños sean reales? (forman parte de nuestras vidas, lo mismo que la vigilia).

2 comentarios:

Cvalda dijo...

Conozco esa sensación...Casi siempre suelo recordar mis sueños, y a veces me cuesta distinguir entre qué es lo real y qué lo ficticio.De hecho,hace años estuve una semana sin hablar a una chica de mi clase porque soñe que había tirado a una amiga por un barranco...:S

Opino lo mismo que tú,los sueños son parte de la vida,los recuerdes o no.

El Pez Martilllo dijo...

Es que circula por ahí la idea de que un tercio de la vida lo "desperdiciamos" durmiendo (en el corto de Jeunet que puse el otro día sale eso). Y, que yo sepa, mientras duermo sigo vivo. De hecho, siento y padezco igual que en la vigilia. Tal vez los que digan eso estén insatisfechos con sus vidas y les parezca que si "vivieran" más (es decir, si pudieran no dormir), estarían mejor, porque podrían hacer mucho más de lo que hacen.