lunes, 12 de marzo de 2007

El cerebro científico


Leí ayer una entrevista en un dominical a una neurofisióloga que ha publicado un libro titulado El cerebro femenino. La verdad es que no decía nada nuevo. Revestida de lenguaje científico, recaía en los mismos tópicos de siempre. Que si las mujeres son más intuitivas, que si los hombres siempre están pensando en lo mismo, las mujeres son más habladoras (incluso intentaba explicar eso de que vayan en grupos al baño)... En fin, lo de siempre. Y ante esto, la reflexión que se me ocurrió es que muy a menudo la ciencia refuerza corrientes establecidas en la sociedad (algunas veces, corrientes ideológicas). Puede ser que realmente sea así, y que todo lo dicho y mucho más sean tópicos porque nuestra naturaleza así nos lo marca. Es posible. Pero también puede ser que el científico, que se mueve en esa misma sociedad, proyecte esos tópicos en sus estudios y los resultados refuercen sus creencias. Teniendo en cuenta que no creo en la supuesta imparcialidad del científico, ni mucho menos en su objetividad, y tampoco en que describan el mundo ni descubran la verdad, creo que mis dudas están justificadas.

En cualquier caso, la pregunta que me planteé fue era si al final resultó necesario tanto gasto en estudios y aparatos y tanto trabajo, para al final concluir lo que ya sabíamos. Pero claro, de algo han de comer los científicos. Vamos, digo yo.

2 comentarios:

Andreu dijo...

Algo parecido me sucede a mí ante algunos derroteros de la neurobiología actual; se me antoja que, para llegar hasta aquí, no hacía falta dar tantas vueltas. De todas maneras, intento mantenerme en la presunción de mi propia ignorancia. Por otra parte, intuyo que el desprecio a las "vueltas" dadas guarda cierta relación con alguna idea de progreso que no puedo defender, a pesar de que se nos cuela subrepticiamente al menor despiste.

A tenor de lo dicho, te indico un artículo de Roger Bartra, antropólogo que ha logrado cierto renombre gracias a la tesis del "exocerebro":

http://www.revistadelauniversidad.unam.mx/0204/pdfs/la_conciencia.pdf

Un curioso juego a realizar si se lee el artículo: indentificar los problemas que, de manera tradicional, ha tratado la filosofía y comparar el resultado con la cantidad de filósofos citados.

Por lo demás, un artículo interesante.

Un saludo.

Serafin dijo...

Estoy parcialmente de acuerdo con lo que dices, o más que parcialmente.

La Ciencia, que es la parcela del saber más "objetiva" que existe, no deja de estar, al menos hasta cierto punto, "socialmente construida".

La Ciencia ha de procurar no enfrentarse -al menos no de manera frontal- al pensamiento consensuadamente correcto. O podría perder subvenciones.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...