domingo, 9 de julio de 2006

Mis músicas favoritas V. The Beatles


I'm down en el primer concierto que se dio en un gran recinto deportivo (y que se llenó)


¿Qué decir de estos cuatro?. De sobra conocidos. Creo que cualquiera, a bote pronto, podría citar alguna canción suya (Yesterday o el submarino amarillo, por poner dos ejemplos). En su día constituyeron toda una revolución, tanto musical como estética. En realidad no es que fueran los más originales del mundo, ya que siempre fueron un poco a remolque de lo que estaba de moda, pero siempre le dieron su toque y parecía que estaban aportando algo nuevo. Empezaron a finales de los 50 en la movida del rock and roll, y llegaron a la fama en medio de todo aquel ambiente. Sus primeros discos son más o menos uniformes, son más bien recopilaciones de canciones grabadas a todo trapo entre gira y gira (el primer disco Please please me, fue grabado en apenas 12 horas, y sacaban unos dos discos por año, cosa impensable hoy en día). Todo era una especie de huracán de fama y locura en torno a ellos. Pero pronto se cansaron, y a apartir de 1965 empezaron a dar muestras de su deseo de hacer otras cosas, de experimentar en la música. Y para ello tuvieron que dejar de hacer conciertos. Desde 1966 no volvieron a actuar jamás en directo (bueno, sí, en 1969 dieron aquel famoso concierto espontáneo en el tejado de los estudios de Abbey Road, que acabó con intervención policial). Y se produjo la explosión. Los discos del 66 son dos joyas: Rubber Soul y Revolver. En ellos se empiezan a alejar del pop sencillo y facilón que habían hecho hasta entonces, y alumbraron maravillas como In my life, Michelle, Girl, I'm only sleeping o la lisérgica Tomorrow never knows. Pero lo mejor aún estaba por llegar. En 1967 sacan Sargent Peppers lonely hearts club band, primer disco conceptual de la historia (es decir, que es algo más que una simple recopilación de canciones, sino que es un disco que prentende tener una unidad temática más allá de sus canciones). El LP sorprendió y maravilló a todo el mundo desde la misma portada, y mostraba una auténtica explosión creativa que no se paraba ante ninguna clase de posibilidad (orquestas, violines, sonidos de los años 20, influencias de la música de la India...). Y luego, en 1968 vino el doble álbum The Beatles, que por su portada blanca ha pasado a la historia como el white album. Excesivo, barroco, oscuro, a veces rudo, otras luminoso, en este disco empieza a notarse un cierto caos creativo, donde cada uno de los miembros componía y hacía que se grabaran sus temas (si antes era más difícil de distinguir, aquí se nota con claridad qué temas ha compuesto cada uno). Destacan en él Yer blues, sexy sadie, Helter skelter (en la que Charles Manson entendió un mensaje divino que le impulsó a cometer sus crímenes), o Cry baby cry, por citar sólo lo más destacado. En este disco la banda da muesytras de la descomposición que acabaría con ella. Aún así, en medio de las discusiones y las rivalidades aún fueron capaces de dar a luz otras dos maravilla musicales, Abbey Road y Let it be, donde regresan a un sonido menos experimental y más tradicional, pero tan elaborado como sus más extrañas obras. Suponen un excepcional broche de oro a su carrera.

En menos de una década (susu discos se grabaron entre 1962 y 1970), estos cuatro chicos (en colaboración con muchos otros grupos es verdad, pero ellos fueron la cabeza visible y simbólivca de todo el proceso) transformaron la música y la cultura juvenil de los pies a la cabeza, formando parte muy importante de una auténtica revolución que se produjo en aquellos años 60 y que dio lugar al mundo que conocemos (se podría hablar de un antes y un después de los años 60). Y no sólo eso, porque los Beatles han influido e influyen en muchos grupos y en gente que, como yo, no los conocimos en activo, pero que hemos disfrutado de su música como si fueran contemporáneos nuestros (en cierto modo lo son).

Dejo dos de mis canciones favoritas(tratándose de los Beatles, podría dejar varias decenas, pero no quiero pasarme):

Helter Skelter


Tomorrow never knows

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...