lunes, 15 de octubre de 2007

Desengaño


Creyó en él hasta que llegó el día en el que dijo "te quiero".

4 comentarios:

NuRieta dijo...

encontr´tu blog de casualidad buscando cosas en google y me quedé prendada mirando tus post, son geniales! y este me encanta...todos me encantan! y encima acabo de ver en tu perfil que eres enfermero?! yo soy enfermera, que casualidad! jajaja pasaré mas veces por aqui con tu permiso...

Horrach dijo...

umm... ya sabe usted, amigo Pez, que en ocasiones trato de interpretar lo que le pasa a usted por la azotea a partir del texto de sus entradas, y en esta no puedo evitar volver a caer en mis manías paranoicas. Así que le voy a hacer la pregunta: ¿se ha declarado usted?

El Pez Martillo dijo...

Nurieta, encantado de que te guste el blog, esta es tu casa y puedes entrar cuando quieras y comentar lo que quieras. Es un placer saber que tus colegas te leen, aunque hable poco de la enfermería.

Horrach, no trabaje tanto la neurona y tómese todo esto como lo que es, como un simple juego con cierta voluntad literaria. Nada más. Si prestara atención a nuestras conversaciones, algo parecido ha salido, e incluso no es la primera vez que trato esto en el blog, así que no busque donde no hay.

Stones dijo...

Cuando aparecen los "te quiero" se suele joder todo...