viernes, 7 de agosto de 2015

El nuevo maniqueísmo

Tenemos establecido un nuevo maniqueísmo, no ya centrado en lo moral, sino en lo económico. Todo lo que produce beneficios es el bien, y lo que produce pérdidas es el mal. Y todo lo que no es bien, es mal, y viceversa. Pero en realidad, bien pensado, no siempre aquello de lo que no obtenemos un beneficio es una pérdida (tan sólo lo es en el ámbito imaginario, al no cumplirse aquello que podríamos hacer), sino que simplemente es algo de lo que no nos beneficiamos. Obsérvese la perversión del asunto: al no ganar nada, automáticamente lo contamos como una pérdida, cuando es algo neutral, que no es ni ganancia ni pérdida (tiene algo de ambas). Y claro, lo ambiguo no nos gusta...

2 comentarios:

Stepanihe Peralta dijo...

Hace unos dias estaba pensando en esto, no tiene mucho que di con este blog, gracias por compartir tu tiempo, me agrada leer lo que escribes

Stepanihe Peralta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.