lunes, 20 de febrero de 2012

Desviando culpas

Resulta habitual la retórica de echar la culpa de algunos hechos a las víctimas y no a los culpables. Y si no a las víctimas, a los que no tienen  la culpa directa del asunto. El ejemplo clásico es el de las mujeres violadas, que para algunos lo fueron por ir provocando al personal. 

La última ha sido ver en las noticias locales al dueño de un comercio que ha tenido que cerrar echándole la culpa a la clientela de no ir a comprar a su tienda (no lo decía como una circunstancia, sino directamente acusándoles de no estar concienciados con su empresa). Y digo yo que sí, que claro que los ingresos le habrán descendido y se habrá visto obligado a cerrar el negocio. Pero alguna razón habrán tenido los compradores para dejar de comprar en ese lugar, ¿no? Y ahí sí que puede tener algo que ver el dueño.

Que tampoco es que haya que fustigarse, pero creo que nos hace falta un poco de autocrítica y que por ahí van algunos tiros de lo que nos pasa.

4 comentarios:

Von Horrach dijo...

Typical spanish. Como los del cine español, que leo hoy que vuelven a quejarse de que los espectadores no están concienciados y son 'irracionales' por no valorar el producto patrio.

De todas formas, el caso más flagrante (y repugnante moralmente) que he visto en España de desviación de culpas es el de turbas de batasunos gritándole, en plena calle a víctimas de ETA: "¡Vosotros, fascistas, sois los terroristas!"...

El Pez Martillo dijo...

Buenos ejemplos, querido Von H.
Lo del cine, lo podemos hacer extensible a la industria musical. Y los otros, en fin, me gusta eso de que los batasunos puedan estar encuadrados dentro del "typical spanish", ya sabe que en buena medida creo que beben mucho de las esencias hispánicas.

Saludos.

El Pez Martillo dijo...

Siguiendo con el tema e hilando con los Goya, leo en las crónicas que Santiago Segura, "dolido" por no haber recibido ninguna nominación a su Torrente IV, irónicamente acusó a la Academia de no entender su cine "de arte y ensayo"...

Von Horrach dijo...

Creo que fue Bergamín el que dijo que los de Batasuna eran 'más españoles que nadie', en el sentido de más radicales (claro que Bergamín lo decía en clave positiva...).