sábado, 22 de noviembre de 2008

Músicas con género


La otra noche, en conversación alcohólica, alguien sugirió que algunos estilos musicales suenan mejor con una voz masculina, mientras que otro son más adecuados para voces femeninas. Como ejemplo de estilo "masculino", surgió el Blues (además de haber menos "intérpretas", no me acaban de convencer), y como estilo "femenino", alguien citó la copla. No se si es cierto o no, pero en ese momento nos convenció esta extraña división. Aunque bueno, casi todo es divisible bajo los principios de lo masculino y lo femenino.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Discrepo profundamente. En la esfera de lo creativo, que no de lo selvático, casi nada es divisible entre lo masculino y lo femenino, dado que no hay nada que repartir. La esencia de lo femenino es la nada, la ausencia total de creatividad más allá de lo elemental, aunque admito la existencia de contadas excepciones, verdaderas aberraciones del orden establecido. Por eso, las mujeres son incapaces de componer grandes temas. Sin embargo, saben interpretar, y lo hacen de forma insuperable, porque es su especialidad más depurada; por eso, suena tan bien el blues cuando sale de las cuerdas bocales de Mavis Staples y de las de Janis Joplin, entre otras.

Un fuerte abrazo.

JM

El Pez Martillo dijo...

Ilustre JM, me alegro de que se haya dejado caer por este rincón de la red. No hace falta que le diga que es su casa.

Lo que he intentado transmitir hoy no tiene nada que ver con la creación, y en realidad hablar de "lo" femenino y "lo" masculino ha sido llevar el tema un poco más allá. Sencillamente, se traba de decir que hay estilos que suenan mejor en una voz masculina y otros en una voz femenina (por sus temáticas, las modulaciones que exigen a la voz o vaya usted a saber). Sólo eso. En el caso del Blues, me decanto por los intérpretres masculinos (Muddy Waters, John Lee Hooker, Little Walter, Robert Johnson...), aunque también hay féminas interesantes (la Joplin, aunque me gusta, no me acaba de convencer demasiado, es muy gritona, prefiero a Bessie Smith)

Pero si hemos de entrar en disquisiciones más bien metafísicas, decir que no hay un masculino puro ni un femenino puro, que los dos están siempre entremezclados, y a lo más que podríamos llegar es a ver que algo es más masculino que femenino y viceversa.

Salud!

Horrach dijo...

Disculpe la precisión, pero sí que hay un femenino y un masculino puros en una dimensión puramente metafísica. Precisamente, en lo metafísico se arraigan las esencias. Lo que no se da es esa 'pureza' en dominios más empíricos, en este caso, en el terreno sexual.

Xavi dijo...

Disculpeu la precisió, sr. Horrach, però no sé fins a quin punt la contraposició metafísica/empiricitat és sostenible. ¿No hi ha metafísica a la "empiria"? Es clar, sempre que no ens quedem amb la idea de metafísca com teologia.

Bé, un altra excusa per saludar.

Com anam Sergi?

PENSADORA dijo...

Para buenas interpretaciones femeninias, las de Jazz, para mí sin dudarlo.

El Pez Martillo dijo...

Horrach, ¿la metafísica no sería una especie de destilación analítica? En esto coincido con Xavi, me cuesta distinguir lo metafísico de lo empírico (aunque soy consciente de la cesura que se da al pasar a lo metafísico).

Xavi, per aquí esteim, passant es temps. Mos veim dilluns pròxim (o demà, que jo he de passar-me per sa UIB).

Pens, a mi el jazz me parece mejor si es instrumental (aunque queda un poco lejos de mis gustos). Ponerle una voz es afearlo. Y si hay que considerarlo masculino o femenino, casi diría que es el estilo más masculino de todos.

Saludos a tod@s.

Horrach dijo...

Pues me parece que la contraposición metafísica-empiricidad, en el plano en que nos movemos, es perfectamente sostenible. Es decir, que por una lado las esencias de lo masculino y lo femenino son perfectamente distinguibles, al contrario de lo que decía Pez; pero, en cambio, sus prolongaciones o traslaciones en lo empírico, que podrían ser el hombre en el orimer caso y la mujer en el segundo ya han perdido esa diferencia esencial. He dicho.

El Pez Martillo dijo...

Me parece que no nos hemos explicado bien, porque no nos aclaramos. Discutimos para más o menos decir lo mismo. Precisamente mis tiros iban por donde dice usted, herr doktor, que se pueden distinguir y mantener puros en el terreno metafísico.