lunes, 24 de septiembre de 2007

Cuando la lluvia cala hasta el subsuelo


Bob Dylan. A hard's rain a-gonna fall

Lo sucedido con el metro de Palma, dos veces que ha llovido, dos veces que se ha inundado, y ahora nos lo paralizan indefinidamente (y eso que sólo hace medio año que fue inaugurado), puede ser tomado como una imagen que refleja muy bien lo que Mallorca (y por extensión, España) es, una chapuza, además de un muy buen reflejo de cómo funciona la política. Hace unos meses, las autoridades corrían raudas a fotografiarse en los vagones del flamante metro, eufóricos por la "gran obra" que habían promovido. Un mes más tarde, elecciones, pactos, y cambio de color político en casi todas las instituciones. Pasa la estación seca sin problemas. Raro. Y con las primeras lluvias (que no han sido de las más fuertes), ya tenemos varias estaciones inundadas (y no con un palmo de agua, sino con 2 metros y medio). ¿A alguien le sorprende?. Yo esperaba alguna cosa, no podía ser que todo funcionara bien, no en esta isla. Ahora son los otros, los nuevos, los que corren a hacerse la foto con cara compungida, veloces a la hora de endosar las culpas a los de antes. Y mientras tanto, los usuarios colgados. A ver lo que hacen y si lo arreglan pronto (no tengo esperanzas, con esta gente siempre hay líos). Y mientras tanto, el hospital nuevo sin hacer...

3 comentarios:

Musa dijo...

Je,je,je! Tenga cuidado herr doktor, se le van a mojar los pinreles...

(disculpe que utilice su blog para comunicarme con el doktor, amigo pez, por cierto, hay un nuevo comentario en la entrada de conmoción y espanto)

andreu dijo...

Sobre el metro, leo en el Diario de Mallorca que la estación de Son Sardina ya tuvo problemas de drenaje varios días después de ser inaugurado el servicio de transporte subterráneo, pero "misteriosamente" de esto nada se supo...

http://www.diariodemallorca.es/secciones/noticia.jsp?pRef=1664_2_295296__MALLORCA-Metro-sufrio-inundacion-Sardina-solo-tres-dias-despues-puesta-marcha

El Pez Martillo dijo...

Andreu, ya lo hablamos, no me extraña ni me sorprende. Venido de nuestra clase política (a través de sus intermediarios los del ladrillo) uno se espera cualquier cosa...

Musa, no me importa que use mi espacio para comunicarse con herr doktor. Así controlo lo que se dicen, jeje. Aunque puedo llegara ponerme celoso...