lunes, 25 de septiembre de 2006

Espantao me tengo


Empiezo a tener miedo. Van ya unas cuantas veces que, como quien no quiere la cosa, se cumplen cosas que he dicho o que he pensado. Hace muchos años supe la fecha de la muerte de un amigo con algunos meses de antelación (no es que me comiera el coco con eso, pero estaba enfermo y me paso ese día por la cabeza). No sólo la fecha, sino también el momento exacto en el que yo me iba a enterar de la noticia de su fallecimiento. No le di demasiada importantcia. Desde entonces no me había pasado nada raro de este estilo.

Pero es que llevo una temporada que no salgo de mi asombro. Hace unos meses dije, medio en broma, la hora en que un paciente iba a morir. Quedaban aún unas diez horas para que ocurriera, y es cierto que ya estaba muy mal. Todos sabíamos que iba a morir, pero no cuándo. Lo que dije fue "nos va a tener toda la noche en danza y se morirá a las 7:30". Bingo. Fue sólo uno de mis habituales comentarios cínicos, a los que ya están acostumbradas mis compañeras. Lo peor de todo es que llevo acertadas unas cuantas muertes y desgracias, y no me hace ninguna gracia. Tampoco es que me ponga a meditar ni saue una bola, simplemente lo digo o lo pienso.

Otro episodio fue cuando, también en el trabajo, dije que hacía tiempo que no teníamos ningún ahogado. Estoy en un lugar eminentemente turístico, y es habitual tener gente ahogada, bien por accidente o por imprudencia (la verdad es que eso es lo de menos, hay que hacer lo máximo por ellos). Pero hacía ya un par de meses que no teníamos ninguno. Y voy yo y digo que hace tiempo que no nos viene ningún ahogado. Pues al cabo de dos días tuvimos uno.

La última es tal vez la más sorprendente. Hace unos días tuve un sueño:

-¿Cuándo vuelvo a verte?.
-El próximo domingo estoy de guardia.
-Muy bien. Hasta el domingo.

Ayer fue domingo. Y la vi. Porque ella estuvo de guardia. No lo sabía, porque no tengo acceso a las planillas de guardias de los médicos. Y tampoco lo había oido por allí.

Empiezan a tenerme miedo. Me estoy ganando fama de brujo en el trabajo. No creo en estas cosas, pero la verdad es que ya me empiezo a mosquear con tanta casualidad.

Quién sabe. Igual algún día acabo saliendo por televisión con túnicas de lentejuelas y echando las cartas a los famosos. En ese caso intentaré no hacer ningún reportaje mostrando mi colección de tangas de leopardo.

3 comentarios:

Fuji dijo...

"En ese caso intentaré no hacer ningún reportaje mostrando mi colección de tangas de leopardo.."

Pss .. cuidado, esta declaración puede ser peligrosa cuando ocurra tu presentación :P

Saludos!

Cvalda dijo...

Sospechosas coincidencias...quizás deberías enfocarlo a, como decirlo, algunas predicciones más "positivas", como cuando van a ascender a un compañero ,o simplemente a cosas más curiosas, como si el paciente usa tangas de leopardo, jejeje :P

El Pez Martilllo dijo...

En cualquier caso seguro que lo que "acierto" es una mínima parte de las tonterías que puedo llegar a decir a lo largo del día y que no me fijo en todo lo que fallo. Además, no es que me ponga con los ojos en blanco y consulte mi bola de cristal. Sólo son cosas que digo en conversaciones normales o que pienso sin más. Ya digo que no creo en estas cosas.