domingo, 25 de junio de 2006

Otra vez no

Hay momentos en que uno se da cuenta de que algo está ocurriendo, que algo se está saliendo de madre. Uno de esos momentos es cuando se empieza a ver a alguien por todas partes. Cualquier persona se puede convertir en ella, y ante la mala interpretación, el corazón da un vuelco. De cada vez más, eso tiendo a interpretarlo como una mala señal. Sobretrodo cuando uno intenta no volver a caer en esas historias. Aunque supongo que cuanto menos quiera uno, más fácil es que ocurra.

2 comentarios:

Dani dijo...

¡Ja, ja, ja!
¿Es lo que yo creo que es?

El Pez Martilllo dijo...

¡Ja,ja,ja!
Buena pregunta. Pero no sabría responderla, la verdad. Tal vez tenga que hacérmela a mi mismo.