lunes, 5 de noviembre de 2012

¿Dónde cortar?

Una de las grandes dificultades que me encuentro al elaborar mi tesis doctoral, más allá de la redacción y el estilo, o de los temas a tratar en su desarrollo, es la de no ver bien claro dónde cortar. ¿Hasta dónde me documento? En vista de la cantidad de textos (artículos en revistas, libros..) que versan sobre los asuntos que me interesan, y que cada uno de ellos me lleva a otros que parecen a priori interesantes, está claro que hay que cortar en algún punto. He de decirme: "hasta aquí hemos llegado, ahora a ponerlo sobre el papel". Porque si hemos de esperar al próximo-documento-clave para empezar, no lo haría nunca. Pero siempre queda esa duda de "¿y si me dejo algo importante por revisar?¿algún texto que me pueda dar nuevas claves, o al menos dejar más claro lo que quiero expresar?".  

Luego está la cuestión de hasta qué punto profundizar en el desarrollo de la tesis. Porque aunque haya un tema central que es el que mueve la investigación, surgen cuestiones paralelas que han de ser puestas sobre la mesa. Algunas de ellas darían para otras tesis doctorales. Y el asunto es apuntarlas, esbozarlas, sin que entorpezcan la tesis central pero al mismo tiempo sin que queden simplificadas y que parezca que no se ha visto la complejidad que hay en ese punto (que no quede como algo que se ha dicho de pasada y sin reparar en la veta que hay ahí)

Por eso, la pregunta es ¿Dónde cortar? Otra vez la incertidumbre.

1 comentario:

Dr Von Horrach dijo...

En mi caso fue fácil: cortar cuando se acababan las fuerzas. El agotamiento como método para reducir la incertidumbre.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...