jueves, 15 de diciembre de 2011

Estetica alternativa

Se dice habitualmente que nuestra cultura es fundamentalmente visual. Lo que entra por los ojos tiene cierta primacía. Ya Platón identificó su trinidad (Bien-Saber-Belleza) con el sol. Más recientemente, todo lo que ha tenido que ver con lo divino ha tenido alguna relación con la luz. Por contraste, lo relativo al Mal nos lo hemos representado con tonos oscuros.

Aunque nuestro tiempo acusa una severa miopía respecto a muchos asuntos que otrora fueron más fundamentales, el escaso riachuelo en que nos hemos convertido bebe de aquellas fuentes (sin ir más lejos, y como muestra un botón, dos líneas más arriba he hecho referencia a una patología de la vista), por lo que la prioridad de lo visual perdura en muchos fenómenos, que tomamos de la manera más natural. Uno de ellos es el relativo a la estética (en el sentido más común de la palabra: el relativo a estar más o menos guapos). Nos  atrae una belleza que entra por los ojos, y los cánones que se van creando abundan en ello. No en vano, la forma por la que accedemos a ellos son mayoritariamente audiovisuales (que sí, que son audio, pero sobretodo, y el acento de la palabra va en esa dirección, son visuales), quedando el círculo cerrado. Buena parte del tinglado estético va dirigido a la mirada: maquillajes, peinados, vestidos...

Sin embargo, cabe pensar en la posibilidad de darle mayor protagonismo a otros sentidos (de hecho, el término "estética", deriva del griego aisthesis, que significa sensibilidad, en general). Ciertamente, también se cuidan: perfumes (y, dénse cuenta, dichos perfumes vienen en envases atractivos, en primer término, para la vista, que vemos antes de oler su contenido), tratamientos para tener una piel suave..., pero en un segundo plano muy distante. ¿Qué ocurriría si se pusiera más énfasis en ellos, en conjunto o en general?¿Qué cánones de belleza surgirían? Suena raro. Precisamente por el predominio visual, se nos hace inconcebible. A pesar de ello, creo que todos tenemos cierta experiencia, ya que nos ha ocurrido en alguna ocasión en que de alguien tenemos aprecio por su voz o por su olor, por ejemplo, y si es especial para nosotros en buena medida es por eso. 

De forma habitual, solemos decir: "tiene una voz bonita" o "su tacto es especial", pero es sólo un atributo más. Si hablamos de Belleza, nos vienen a la mente imágenes, no voces u olores. La cuestión es pensar en la posibilidad de que, al decir que alguien es "guapo", lo que acuda a nuestra cabeza sea un olor, por ejemplo.

1 comentario:

PENSADORA dijo...

Cierto, cierto. No es lo mismo pensar "guapo" que "agradable", "dulce", etc...

Yo creo que es más cosa de sentidos, ¿a qué sentido nos referimos? ¿oído? ¿gusto? ¿tacto?... ¿VISTA?.

Algo agradable a la vista es bonito, algo agradable al oído es bonito también, pero algo agradable al gusto... mmm... estooo...

....

...

¡ains!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...