sábado, 27 de febrero de 2010

Indecencia


Hay una fina línea que une el aparcar en doble fila y comprar al concejal de urbanismo (y también, claro está, venderse por unos milloncejos). No es tan diferente. La actitud es parecida, la diferencia es de magnitud y oportunidad.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...