viernes, 20 de marzo de 2009

Segundas oportunidades


Si hay músicas que entran a la primera escucha, no es menos cierto que hay otras que necesitan su tiempo, a las que hay que dejar que hagan su efecto y que precisan de varias audiciones. Por eso, cuando algo nuevo no me acaba de gustar, no lo rechazo de plano, sino que le doy nuevas oportunidades de crecer en mí. La paciencia también es una virtud en la recepción musical. Aunque claro, hay cosas que desbordan esa paciencia y no merecen ni siquiera una oportunidad. También es preciso desarrollar la sensibilidad para esas músicas que no valen ni el tiempo que duran.

2 comentarios:

PENSADORA dijo...

jejeje! a mí me pasa lo propio y, como en todo, nunca me guío por una primera impresión (aunque digan aquello de que "es la que cuenta").

Buen ejemlo fue lo mío con el disco "fragile" de yes. Me costó unas cuantas veces y luego no paré de escucharlo hasta rayarlo... uuufff! que vieja soy... mi primer ejemplar de yes fue vinilo!... esto me hace pensar ¡que precoz también! ¡escuchando yes a los 14 añitos!.... me parece que tengo que reconsiderar la idea de mirar a los frikis de lejos, igual soy uno de ellos... jajajaja!!!

El Pez Martillo dijo...

Jejej, todos tenemos algo de frikis.

Yo nunca tuve un vinilo propio. Los que había en casa eran todos de mis padres. Yo soy más del cassete y el cd.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...