viernes, 11 de agosto de 2006

Operación Bojinka II

Cuanto más gastas, más vales. ¿Qué víctima vale más?. ¿Qué compañía estará facturando la llamada o SMS?.

Como estoy más perezoso de lo normal, y tengo menos tiempo (o quiero tener menos tiempo, cosas de los trabajos que uno tiene que terminar), en lugar de escribir algo, aprovecho lo que otros escriben. Sería parasitismo si no citara al autor, reconociendo así su mérito. Y para no buscar mucho (ni mi pereza ni mi poco tiempo me lo permiten), vuelvo a poner otro artículo del desconcertante Matías Vallés (qué queréis que le haga, es mi columnista de cabecera). Y para hacer honor al nombre del blog, habla sobre aspectos de la realidad del mundo. Lo que yo me pregunto de cada vez más es: ¿de qué realidad estamos hablando?.
------------------------------------
Operación Bojinka II

Ayer fue interceptada en Londres la Operación Bojinka II, con un notable estrépito del que nunca gozó la Bojinka original. En enero de 1995, Al Qaeda planeó desde Filipinas la explosión simultánea de once aviones estadounidenses -oído al número- sobre el océano Pacífico. La trama fue desarticulada dos semanas antes de la fecha prevista para los atentados, por lo que el terrorismo islámico se concentró desde entonces en el diseño paciente del 11-S. Hoy vuelve a ser día 11, con esa exasperante regularidad mensual, y vivimos con el miedo de lo que pudo haber sido, si reactores cargados de turistas británicos hubieran estallado sobre el Atlántico. Vamos a reprimir como siempre el impulso congratulatorio hacia la autoridad, para plantearnos algunos interrogantes.

Once años después -oído al número- de Operación Bojinka, ¿dónde está Bin Laden? Ni la colaboración conjunta de Inglaterra y Estados Unidos permitiría mantener oculto, durante tantos años, al líder supremo de Al Qaeda, refugiado en países presuntamente amigos, Afganistán y Pakistán. Por no hablar de su segundo Al Zawahiri, ambos estrellas televisivas con más audiencia que Bush y Blair. Lo cual nos lleva a la segunda pregunta, ¿no es curioso que Operación Bojinka II coincida con el peor momento político de los mandatarios anglonorteamericanos electos -semielecto, en el caso del estadounidense-, y cuando Israel agradece una cortina de humo para su campaña terrestre en Líbano? La tercera pregunta es, ¿quién fabrica a mil terroristas suicidas en activo -o en pasivo después de ser activos- al año? Reservamos el cuarto interrogante a nuestro querido público mallorquín. ¿Compensa concentrar los efectivos policiales en la piscina mejor protegida del mundo, ante la escalofriante hipótesis, ayer elevada a teoría, de un atentado en un avión Palma-Londres? La innovación no distingue a Al Qaeda, la torpeza distingue a sus perseguidores.

(Nadie sabe exactamente qué significa Bojinka, pero tiene algo que ver con explosión. Habitamos el planeta Bojinka, en cualquier caso).
--------------------------------------

Por cierto (añadido mío): el pasado día 11 de Julio (otra vez el 11, ¿casualidad?), si no recuerdo mal, hubo un atentado de esos masivos que tanto preocupan si se producen en nuetro primer mundo. ¿Dónde fue?, creo que en Indonesia o por ahí, no lo recuerdo bien. La cuestión es que se le dedica más tiempo a unos atentados frustrados, con su ristra de potenciales blancos muertos (nunca sabremos cuántos han podido morir, cientos, miles, decenas de miles..., seguro que cuántos más, mejor, y más serias parecerán las tertulias comentando la masacre) que a uno que sí que ocurrió y que se llevó por delante a X vidas (¿Cuántas fueron?, ¿importa algo?).

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...