sábado, 31 de enero de 2009

Neurociencia


Siempre sentí predilección por la anatomía. Las clases en las que nos explicaban cosas del cuerpo humano eran mis favoritas. Tanto que yo estudiaba y buscaba cosas por mi cuenta. Con el tiempo, las cosas se fueron complicando, y descubrí que cada parte contenía un mundo en sí mismo. Hasta que, allá por COU, tocó dar la anatomía del sistema nervioso. Las redes neuronales me atraparon, y creo que de todas las clases a las que he asistido (y no son pocas), las que más he gozado han sido siempre las referidas a neuroanatomía y neurofisiología. Tanto, que si hubiera llegado a médico como era mi sueño infantil, no tengo ninguna duda de que hubiera sido neurólogo o neurocirujano. De hecho, mi vinculación a la neurocirugía, casualmente, se ha mantenido a lo largo de los años. Porque estuve de prácticas en la planta y el quirófano de neurocirugía, y luego, ya titulado, trabajé allí. Y ahora, que me las he de ver con niños, no son pocos los casos neurológicos a los que he de dedicar mi tiempo.

Siempre que surge alguna noticia o cae en mis manos algo que tiene que ver con la neurociencia, lo leo con excesivo interés. Supongo que se debe a que el cerebro y todo lo relacionado con él tienen un aire de misterio y de reto, porque son, en buena medida unos grandes desconocidos. Y luego, claro está, para un tipo que nunca ha parado de hacerse preguntas, está el gran enigma que representa el hecho de que una masa como es el cerebro sea capaz de dar lugar a las creaciones e ideas que genera. Con toda probabilidad, se llegarán a saber mucho más (porque da la sensación de que en neurociencia se está en mantillas, y que apenas empezamos a desetrañar sus secretos), y se perderá el aura misteriosa e incluso aventurera que tiene, pero surgirán nuevas preguntas, nuevos retos que cumplir. Y espero poder ver algunos de esos descubrimientos, aunque solo sea para sentir que se sabe algo más, que se ha dado un paso. Aunque sea, nada más y nada menos, para sentir que aún hay mucho por andar.

viernes, 30 de enero de 2009

The rooftop concert

Tal día como hoy, hace cuarenta años, estaban los Beatles en el cuartel general de Apple Records, en la londinense calle Savile Row. Acababan de rodar un documental en el que pretendían mostrar cómo grababan su nuevo disco (Let It Be), pero que a la postre se convirtió en el documento de cómo se disolvían. La idea para terminar el rodaje era salir y tocar las canciones del nuevo trabajo en directo. Llevaban casi tres años sin dar un concierto, y querían dar a sus admiradores una actuación suya, pero sin ellos (uno de los motivos que les llevaron a dejar de dar giras era el acoso de las fans y el griterío que armaban, que les impedía escucharse a sí mismos). Barajaron varias posibilidades: irse a África, un Teatro Romano (lo hicieron los Pink Floyd más tarde, en Pompeya), e incluso en un hospital psiquiátrico (fue idea de Lennon, como una ironía por la situación del grupo y por lo que habían sido sus giras). No se pusieron de acuerdo, y tampoco pusieron interés en las alternativas de los demás. Así que allí estaban en aquella fría mañana de finales de enero, dispuestos a tocar, pero sin ningún sitio al que ir. Y en estas que algiuen sugirió la opción más cómoda: montar los instrumentos en el tejado y tocar allí. Todo el mundo vino a bien. Y en un rato estuvo en marcha uno de los conciertos más sorprendentes y recordados (también emulado) de la historia del Rock.
La música invadió la calle, y los curiosos empezaron a agolparse en la calzada y en los tejados adyacentes, maxime cuando se supo que los que tocaban eran los Beatles. Al final, apareció la policía e hizo que dejaran de tocar, poniendo fin al concierto, que duró apenas media hora. Pero dejémonos de discursos y dejemos que la música suene. Ahí está el concierto entero:



jueves, 29 de enero de 2009

Ni contigo ni sin ti

Como un viejo y agotador matrimonio, mi ordenador y yo hemos de tener bronca cada equis tiempo. A veces soy yo el que juego con él, y otras veces es él quien juega conmigo. Nos ponemos a prueba y mantenemos un pulso que, al menos a mi, me saca de quicio. Pero no pienso ceder. No va a poder conmigo. Y a pesar de todo, a estas alturas, no puedo pasar sin él.

miércoles, 28 de enero de 2009

¿Qué mantiene viva a la humanidad?


Ustedes, honorables caballeros que creen que su misión
es purgarnos de los siete pecados capitales
Deberían primero arreglar la situación alimenticia básica,
Luego empezar a predicar, empezemos por ahí.

Ustedes que predican la contención y cuidan su cintura también
Deberían aprender de una vez como se organiza el mundo
Por mucho que tergiversen, por muchas mentiras que cuenten
La alimentación es lo primero, la moralidad viene después.

Por lo tanto, asegúrense que los que ahora se mueren de hambre
Tengan una buena ración cuando empiece el reparto.
¿Que mantiene viva a la humanidad?

¿Que mantiene viva a la humanidad?
El hecho de que millones de personas sean diariamente torturadas
Reprimidas, castigadas, silenciadas y oprimidas
La humanidad sobrevive gracias a su brillantez
En mantener reprimida su humanidad
Y por una vez intenten no gritar los hechos
La humanidad se mantiene viva gracias a actos bestiales.

Kurt Weill/Bertolt Brecht
1928

Aquí en versión de Tom Waits:

martes, 27 de enero de 2009

Nacionalistas viajeros

El parloteo de las gentes repite a menudo eso de que el nacionalismo es una enfermedad que se cura viajando (lo dijo alguien, no recuerdo quién, pero buscando por ahí he encontrado la frase atrbuida a Pío Baroja, a Unamuno y a Einstein, y lo más probable es que no lo dijera ninguno de los tres). Me parece una tontería. En ningún tiempo se ha viajado tanto como hoy en día, sobretodo la gente joven. Y en pocos momentos, al menos por estos lares, tuvo el nacionalismo tanta fuerza. Además, algunos de esos viajeros son nacionalistas obsesos a quienes sus viajes no les sirven para nada más que para reafirmarse en sus posturas. ¿O acaso es que lo que se hace hoy en día es, simplemente, moverse por el mundo, no viajar (en un sentido fuerte y profundo), para luego ir presumiendo por ahí y enseñar las fotos?.

lunes, 26 de enero de 2009

Unanimidad


Se dice que no se puede caer bien a todo el mundo. Y debe ser cierto. Sin embargo, carle mal a todo el mundo es relativamente fácil.

domingo, 25 de enero de 2009

Genesis Breyer P-Orridge en Kiliedro


La identidad es algo muy importante para las sociedades modernas, donde el individuo es, en teoría, la célula a partir de la cual se construyen, y sus señas de identidad devienen fundamentales a la hora de acceder al espacio público desde la atalaya que cada uno de nosotros somos sin perdernos ni diluirnos en una masa indiferenciada. Desde esta perspectiva, cada uno sería responsable de gestionar su identidad, afirmándola en sus actos y defendiéndola frente a las agresiones externas, que tratarían de someternos a sus moldes. Sin embargo, nos encontramos todos los días con la cuestión de la identidad como algo en gran medida dado desde fuera y mediante los cuales nos definimos: condicionantes biológicos, religiosos, étnico-culturales, ideológicos..., todos contribuyen a que, en lugar de ser la identidad una herramienta de diferencia con la cual poner de manifiesto lo que me distingue de los demás (en sentido estricto, sólo puedo reconocer como mío aquello que no comparto con los demás), sea un instrumento de uniformización y dilución.

Texto completo en Kiliedro.

sábado, 24 de enero de 2009

Aniversario


Como quien no quiere la cosa, hoy hace tres años que me dio por empezar este blog. Fue por no alterar mi otro blog, que estaba tomando unos derroteros pseudoliterarios, y no quise alterar la historia que allí narraba para introducir las reflexiones y comentarios que también me apetecía exponer al mundo. Al final, el otro blog murió, y este se ha convertido en mi auténtico blog, aunque debo confesar que en numerosas ocasiones he estado a punto de cerrarlo, y de tanto en tanto me sobrevuela la idea de no seguir, de abandonar. Por ahora aquí sigo, no sé por cuánto más, puede que unos días, o puede que otros tres años. No tengo ni idea. Habrá que ver lo que esto da de sí.

viernes, 23 de enero de 2009

Horizontes enfermeros


Siempre ha llamado mi atención el hecho de que, entre el personal de enfermería haya mucha gente que se dedica a estudiar otras carreras o a otras actividades. Puede que se trate de que, al trabajar por turnos, se tenga más tiempo disponible para ello, o porque somos gente inquieta, o porque, más bien, al ser un trabajo que quema mucho, se buscan otras posibles salidas (o, al menos, algo con lo que desconectar ymantener entretenida la mente). Y es que más de una vez he oído cosas del estilo de "no me veo de enfermera dentro de veinte años". La curioso de todo esto, es que en buena parte se tiran a disciplinas que poco o nada tiene que ver con la enfermería y el mundo sanitario (aunque hay muchas que optan por la fisioterapia, por proximidad), como las letras, la historia, los idiomas, la antropología, o la filosofía, como es mi caso (y me consta que no soy el único). En cualquier caso, parece como si hubiera una pulsión que nos hace ir a otra cosa, tal vez con una fuerza proporcional a la pasión con la que a veces la vivimos.

jueves, 22 de enero de 2009

La lista de la lectura

Las múltiples tareas que tengo en marcha, y que hacen que no rinda como debería en ninguna de ellas, colapsan mis lecturas. Llevo meses sin leer una simple novela (ni siquiera clásicos), todo son ensayos (en torno a mi tesis doctoral). No es que me queje (al contrario), pero sí que noto cómo la presión de los libros aún por leer amenaza con aplastarme. Porque por cada libro que leo, se añaden varios a la lista (mental, pero tendré que pasarla a papel) de lo que tengo que leer, o que al menos me gustaría leer. Y mientras tanto, surgen proyectos e ideas que no van a hacer otra cosa más que retrasar el ritmo. Habrá que empezar a soltar lastre...

miércoles, 21 de enero de 2009

El signo de los tiempos


Poco a poco y casi sin darnos cuenta, hemos llegado a un punto en el que saber manejarse con la tecnología es como el leer, y no se puede pensar en llegar a según que sitios (cargos, puestos de trabajo) sin que se tenga por mano el manejo de apartos y técnicas varias. Como es lógico, hay quien no tiene ni idea y sigue ahí, pero ya, y de cada vez más, como una rémora del pasado más y más aislada y arrinconada. porque sí, puede que todo esto empezara como un juego y un entretenimiento (así es como casi todos empezamos con los ordenadores e Internet), pero ya no es así, para bien o para mal.

martes, 20 de enero de 2009

El despertador y yo


Entre mis numerosos superpoderes, se cuenta el de no necesitar despertador. Me tenga que levantar a la hora que me tenga que levantar, prácticamente siempre me despierto unos minutos antes. Y no es una cuestión de costumbre, ya que, al trabajar por turnos, tengo unos horarios de sueño bastante irregulares. Incluso ahora, que estoy tomando antibióticos, me despierto de madrugada a la hora que me toca tomar la cápsula, sin necesidad de tener que poner el despertador para ello. De todos modos, no me confío demasiado, sobretodo cuando se trata de ir a trabajar, y por si acaso no me despierto, siempre programo la hora a la que el maldito aparato me ha de despertar. Aunque, la verdad, ya ni me acuerdo de como suena.

lunes, 19 de enero de 2009

Cumpleaños Poe


Los aniversarios vienen bien para rellenar huecos. Y hoy se celebra uno de esos de los que hablan los diarios y los noticieros. Si no hubiera muerto, hoy Edgar Allan Poe cumpliría doscientos años. Ya ha salido varias veces en este blog, por lo que es fácil deducir que se trata de uno de los personajes que más me interesan y admiro, y cuyos textos (tanto narrativos como ensayísticos o poéticos) más he disfrutado y disfruto (lo he leído casi todo). Rodeado de leyenda, su vida es tan interesante y terrorífica que sus macabras y truculentas historias. Pero no es sobre su vida sobre lo que me apetece hoy hablar, sino sobre un fenómeno que viene ocurriendo en el día de hoy desde hace varias décadas.

Resulta que todos los diecinueve de enero, desde 1949, aparece en la tumba del escritor, sita en Baltimore, una botella medio vacía de coñac y un ramo de rosas rojas. No ha habido ningún año en el que no haya aparecido. La gracia está en que nadie sabe quién es (como si importara) ni porqué hace esta ofrenda al poeta de forma tan persistente. Y eso que se han organizado "cacerías" con el fin de resolver el misterio (¿no es mejor dejarlo así, misterioso, poético, que desvelar al admirador?), resultando todas infructuosas. Y claro, esto ha aumentado el misterio, porque alguien que lleva sesenta años (tampoco está claro si es una única persona) realizando el mismo ritual ya debe ser anciano, y a pesar de ello sigue acercándose a la famosa tumba y dejando sus ofrendas, burlando a la tropa de aguafiestas que intentan atraparle, generando leyenda y contribuyendo a que la de Poe se acreciente aún más. Esperemos que hoy no le pillen.

domingo, 18 de enero de 2009

Duncan Dhu. En algún lugar.

El gripazo me ha puesto nostálgico y ha hecho reflotar viejos recuerdos náufragos, perdidos en el limo del fondo de los tiempos (también me ha puesto cursi, por lo que veo). Y como he tomado la costumbre de poner algo de música los domingos, pues ahí va un poco de nostalgia. Se trata de la primera canción que grabé en un cassete, de la radio, allá por mi prepubertad en los últimos años ochenta, con aquel viejo método de tener la tecla de grabar siempre pulsada y el pause puesto, a la espera de que pusieran las canciones que te gustaban (y de que el maldito locutor no las pisara mucho). Ahí queda eso:


sábado, 17 de enero de 2009

Efecto-causa


Con la conveniente manipulación, podemos provocar un efecto que haga creer a los demás que ha existido una determinada causa. Es más, podemos llegar a convencer a una gran mayoría de que según que hechos vienen provocados por una o unas mismas causas, cegando al personal a otras posibilidades (que se descartan por ridículas o improbables, pero no por imposibles).

viernes, 16 de enero de 2009

Niño interior


Me cuentan por ahí que tenemos un niño interior al que no debemos dejar morir. Y ciertamente, no hemos de abandonar eso que se supone que tienen los niños de disfrutar con poca cosa y de sorprenderse e ilusionarse. Sí, vale. pero los niños a veces pueden ser un gran coñazo, y cometer travesuras. Por eso, junto al niño interior, ha de haber un adulto que lo mantenga a raya y lo castigue cuando sea necesario, que luego se acaba convirtiendo en un tirano.

jueves, 15 de enero de 2009

Amor quirúrgico


Como en una intervención quirúrgica, a veces dejas tus entrañas a merced de alguien que hace y deshace a su antojo. Mientras dura, no hay problema, puesto que hay anestesia. El probelma viene al despertar. Sólo queda esperar que no haya que reintervenir. Y que no quede mucha cicatriz.

miércoles, 14 de enero de 2009

martes, 13 de enero de 2009

A la bartola

Quiero reivindicar desde aquí el no hacer nada. Hoy en día que tenemos más tiempo libre que numca, que podríamos estar horas ahí tirados, meditando o, simplemente, sin dar ni golpe, nos complicamos la vida y buscamos miles de actividades con las que llenar el tiempo. Y no está mal. Pero deberíamos reservarnos algún rato para vegetar, para disminuir al máximo el nivel de actividad y, de algún modo, quedarnos a solas con nosotros. Sólo así podemos meditar y llegar a algunas conclusiones. Tal vez esto es lo que han buscado algunas religiones al dedicar un día de la semana al descanso, a interrumpir lo cotidiano y quedarse recogidos y como en stand by. Con la excusa de la alabanza a los dioses, pero, al fin y al cabo, al servicio de los hombres.

Me gusta de tanto en tanto dedicarme una tarde libre para, literalmente, no hacer nada (lo cual, algunas veces, es mucho).

lunes, 12 de enero de 2009

Facebook


Para los que tenemos alma inquisitorial, esto del Facebook es un regalo caído del cielo. Como la gente se dedica a contar cosas y a colgar fotos, es increíble la de cosas que se llegan a saber de los demás (cosas que, cara a cara, mantienen en secreto o no te cuentan, pero que luego aparecen ahí colgadas, sin tapujos). Eso por no hablar de la cantidad de viejas amistades con las que uno se reencuentra, personas a las que se tenía la pista perdida por completo y que ahora vuelven e incluso te tratan como si no los vieras desde ayer. Y aunque la amistad ya no sea la misma, alegra ver que siguen bien y en marcha, que es lo que importa.

domingo, 11 de enero de 2009

Políticamente incorrecto VIII

En 1981, los míticos (y desconocidos) Esplendor Geométrico sacaron este single, demoledor, machacón, pesadillesco, y con una letra que, según ellos, si la sacaran ahora, irían a la cárcel. Para no obligar al personal a escucharla, aquí la transcribo:

"Destrozaron sus ovarios... la metieron el gancho por el coño... la sangre corria por sus muslos... solo tenia 3 años... YA CONOCIO EL PLACER!!!"


sábado, 10 de enero de 2009

Tensiones


En un momento dado, nuestra civilización escogió la Libertad como uno de sus más altos valores, como aquello que más había que promover y defender. La Razón también es uno de esos puntos centrales. Y ahí es donde surge la tragedia, porque merced a la segunda, se ha promovido el avance de las ciencias, que cada vez más ponen en jaque a la primera. A modo de tabú, no se mezcla demasiado lo uno con lo otro, pero algunos descubrimientos van recortando poco a poco el ámbito de la libertad, mostrándonos el comportamiento humano determinado por unas u otras cosas. Hay en ello una tensión importante para el tejido de una cultura que pone el acento en esas dos fuerzas contrarias, y que pueden resquebrajarla. Es uno de los peligros de nuestro tiempo (podría ser el más importante). Pero también es un gran reto y estímulo.

viernes, 9 de enero de 2009

¿En fiestas?


Los isleños (de cualquier isla, no sólo de las Baleares), por norma general, tenemos fama de calmados y hasta cierto punto perezosos. Y algo de eso debe de haber, porque no es normal que la fiesta grande de Palma sea dentro de diez días (el patrón es San Sebastián, el día 20, pero el momento grande es la noche del 19), y aún no se haya hecho público el programa de fiestas. Hay rumores y se ha hablado mucho de los grupos que van a actuar, pero hasta el momento, nada de nada. Y lo peor es que se está convirtiendo en una costumbre, porque el año pasado pasó algo parecido. Total, saben que la gente, ese día, sale a la calle cante quien cante, y sólo la lluvia podría hacer que una gran mayoría se lo pensara.

Deben estar preparando alguna sorpresa, porque está la concejalía de cultura derrochando imaginación a la hora de alterar e innovar en todos los eventos tradicionales. Y qué quieren que les diga, hay cosas que pueden estar bien, pero eso de querer ser rompedor en todo y que cada año se quiera hacer todo como de nuevo, da una imagen muy caótica y volátil de la ciudad. Pero claro, estando al frente del tinglado cultural quen está...

jueves, 8 de enero de 2009

Karma hospitalario


Para I.D.R., reina de la peritofundina, musa del hemofiltro.

En mi cada vez más larga experiencia profesional , he podido observar (es algo intuitivo, desde luego nada científico) cómo hay gentes que, de un modo u otro, afectan a la dinámica de la unidad. Algunas lo hacen a peor, y acostumbran a tener malas guardias, repletas de complicaciones (tontas o no), ingresos y líos. Otras, en cambio, son como balsámicos, y si están de turno, incluso los pacientes a su cargo mejoran. Es como si con nosotros cargáramos con un aura o energía que transmitimos a los pacientes y a todos los demás, haciendo que todo a nuestro alrededor se vea influido por ella. Como si el enfermo captara la serenidad o el nerviosismo que nos provoca, y actuara en concordancia, poniéndose mejor o peor. Por supuesto, habría enfermos más sensibles que otros, con lo cual se abre cierto abanico de posibilidades y una variablidad como la que se ve en la práctica (donde hay días y pacientes más tranquilos que otros).

A bote pronto parece una tontería, pero es curioso cómo las movidas les ocurren siempre, con insistencia pasmosa, a la mismas personas, que acarrean cierta fama de gafes (incluso hacen gala de ello, como cuando me dicen, literalmente, "mis noches siempre son malas"). Tal vez sea cuestión de pericia y buen hacer, pero no deja de extrañarme cómo también acaban afectando estas gentes a los que con ellas trabajan, promoviendo un ambiente mejor o peor (y, claro está, la fama les acaba precedediendo, con lo cual puede haber también algo de sugestión colectiva).

En cualquier caso, sea por lo que sea, algunos son tachados de gafes, y sus guardias y turnos son temidos, mientras que con otros, a pesar de estar los pacientes muy graves, la cosa va como una seda. Por algo será.


miércoles, 7 de enero de 2009

De prestado


Desde pequeños solemos imaginarnos y planear cómo será nuestra vida de mayores. Pocas veces acertamos, pero ahí está esa hilazón del proyecto vital. En mi caso, como siempre he intuido que moriría joven (y cada vez estoy más cerca de fallar), en pocas de mis ensoñaciones imaginé llegar a este punto. Así que aquí estoy, sin proyectos a largo plazo y con la sensación cada vez más plena de estar viviendo de prestado, sin saber muy bien qué hacer.

martes, 6 de enero de 2009

Queridos Reyes Magos...


He de confesar que, como quien no quiere la cosa, todos los cinco de enero, si puedo, me dejo caer por la cabalgata de reyes, o me busco una excusa para ir (amigos o familiares con niños...), para ver si aun puedo sentir algo de la ilusión que de niño tenía. Sospecho que los adultos montamos todo el tinglado de los reyes con esa nostalgia. Y aunque no he vuelto a sentir nada remotamente parecido desde hace años, siempre me acuesto pensando en que al día siguiente tal vez encuentre algún regalo inesperado.

lunes, 5 de enero de 2009

Apuntes de autoayuda

Quien me conoce sabe la vehemencia que empleo en poner a caldo a determinada literatura de "sabiduría profunda". Me refiero a esos encantadores de serpientes que con un discurso pseudoespiritual y de densos valores, de inteligencias emocionales y autoconocimientos reveladores. Para referirme a todo ello, uso el término "bucayesco", ya que Bucay (y Coelho también) es uno de los representantes de esta corriente que más triunfan.

Hablar de "libros de autoayuda", me parece un poco contradictorio, ya que, si de autoayudarse se trata, no sé a qué viene tener que acudir a un libro.

Me sorprende (bueno, no), el enorme éxito que tienen estos temas entre las féminas. Hace unas semanas Serrat decía que se metió en la música para ligar. Y viendo el predicamento que tienen entre las mujeres, y las poses afectadas y engoladas que adoptan estos sujetos (en alguno de sus libros, la foto del autor ocupa ¡toda! la contraportada), no me extrañaría que a ellos les moviera la misma razón.

Soy muy agresivo con este tipo de asuntos, tal vez porque en alguna ocasión me he dejado estafar y he perdido el tiempo con estos panfletos (aunque, pensándolo bien, como dirían ellos, nunca el tiempo es perdido...).

domingo, 4 de enero de 2009

Kitty, Daisy and Lewis. Goin' up the country

Mi último descubrimiento: Kitty, Daisy and Lewis, tres hermanos jovencísimos (ninguno llega a los 20 años) que parecen llegados de los años cincuenta, con una selección exquisita de viejos temas. Una joya.


sábado, 3 de enero de 2009

viernes, 2 de enero de 2009

Mos hem de fer una foto


Con la proliferación de cámaras fotográficas por todas partes y la facilidad que hay para echar fotos (ya no hay que revelar, con lo que la cosa se abarata y se hacen muchas más fotos), el personal va a todas partes con sus cámaras, y se llega a la situación absurda de ver medio local posando y tirando fotos. inmortalizando momentos que, por estar tan pendientes de la fotografía, no se viven igual que si no anduviéramos tan obsesionados con el deseo de que quede constancia.

jueves, 1 de enero de 2009

Nueva Agenda

Empieza el año de forma muy musical para mi. Por la mañana, valses (hacía años que no veía el tradicional concierto de año nuevo, y lo he disfrutado como un enano). Y por la noche, un poco de jazz de Nueva Orleans con Woody Allen y su grupo. Para un amante de la música como servidor, no es mal comienzo (aunque el tito Allen no sea el mejor clarinetista del mundo, todo sea dicho).