lunes, 24 de agosto de 2015

Exorcizar al exorcista

Es un vicio muy habitual entre los exorcistas que, de tanto luchar con los demonios, se creen inmunes a él. Nada más lejos de la realidad, pues a menudo el diablo habita en ellos, aunque se tengan por limpios. Y es que, antes, durante y después de los exorcismo, hay que estar exorcizándose a uno mismo y no bajar la guardia. 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...