martes, 7 de julio de 2015

En ningún caso contemplo que ocurra

Cuando alguien se empeña en repetir una y otra vez que no va a ocurrir algo, lo más probable es que acabe pasando. Así, verbalizando lo contrario de lo que tememos, lanzándolo al aire, es como si lo conjuráramos, en una suerte de ritual mágico que busca atraer aquello que deseamos, pero que íntimamente sabemos que no va a pasar. 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...