martes, 3 de diciembre de 2013

Atolondrado

Cómo será mi grado de atolondramiento, que me he dado cuenta de que han encendido las luces de Navidad cuatro días más tarde, y eso que paso todos los días por algunas calles iluminadas. Si un detalle que salta tanto a la vista me pasa desapercibido, qué no harán otros asuntos más sutiles y menos visibles. Es una faena, porque se cometen torpezas y se pierde uno muchas cosas. Pero al mismo tiempo otorga una cierta felicidad, al pasar de largo muchas cosas que tienen a otros enredados.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...