domingo, 8 de diciembre de 2013

Arcade Fire, Reflektor. Afterlife

Hace unas semanas salió lo último de Arcade Fire, uno de los grupos actuales que más me complacen. El adelanto que nos brindaron, titulado igual que el disco, Reflektor, tuvo un regusto agridulce: por un lado un tema largo y con la colaboración de David Bowie en algunos coros, que es algo que me encanta, pero demasiado "electrónico" (no es que no me guste lo electrónico, es que no me acababa de cuadrar en este macrogrupo canadiense). Cuando salió el disco entero, me acerqué a él con cierto temor, en vista del giro que parecía que emprendía el grupo. Pero los temores eran infundados, es un trabajo soberbio. Un pelín irregular, con algunos temas más flojos de los que podrían haber prescindido, pero con otros enormes que compensan con creces los momentos de bajón. Eso sí, no se trata de un disco fácil, hacen falta varias escuchas para poder ir apreciándolo, pero vale la pena.

De todos los buenos temas que trae, para mi gusto, además del que da título al disco, destacaría We exist, Normal person, Awful sound (Oh Eurydice) y el que ilustra la entrada, Afterlife, cuyo video grabado en directo en una entrega de premios tiene el aliciente de una coreografía que casi hace que salte y me ponga a bailar como su protagonista. Si lo disfrutan la mitad que yo, ya irá bien. 


2 comentarios:

PENSADORA dijo...

Mola el vídeo, bien elegido.

Y mola Arcade Fire, aunque tengo que admitir que a veces se me "espesa".

Salud!

El Pez Martillo dijo...

Tienen canciones más bien flojitas, pero también temazos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...