martes, 24 de enero de 2012

Un "lustroso" espejo

Justo ahora he caído en la cuenta de que hoy el presente blog cumple cinco años. Cinco. Un lustro dando reflejos. A veces lúcidos (quiero pensar), a veces turbios (las más) y otras sin ton ni son. Empezó con la vocación de comentar la actualidad, pero le duro poco. Hubo otro tiempo en el que pretendía ser una especie de mesa de bar para debatir, en que me animaba la polémica. Tuve mi fase estajanovista, con entrada diaria. Ahora está un poco desvaído, más fragmentario y esporádico, las entradas son como bocetos y esto es más un diario del que me acuerdo no todos los días. Podría ser el inicio de la disolución, de la vía muerta en que, por otra parte, se ha convertido mi vida últimamente, una inercia a la que sólo espera un quieto final. O puede que sea una simple transición, una interfase, una gripe que hay que pasar para arribar a nuevas e insospechadas orillas. Espero poder recapitularlas dentro de otros cinco años, porque, aunque algo desganado (como en tantas otras cosas), no quiero dejar morir el blog. No al menos hoy.

3 comentarios:

The Doll dijo...

Por desgracia, hoy, el espejo está un poquito mas empañado que otras veces.
saludos

PENSADORA dijo...

¡FELICIDADES! ¡cinco años!, si ya está hecho un hombrecito, nada, ahora que ya se hace mayor no lo vamos a dejar de lado ¿no?.

Que todo son etapas y en esta coicidimos Pez, nos lleva la inercia y ésta no inspira, pero ya llegarán tiempos mejores... al final siempre llegan.

Saludicos!

El Pez Martillo dijo...

Un secreto: la entrada la escribí con fiebre, así que si el tono ha quedado más sombrío, le echaremos la culpa a que en ese estado todo pesa un poco más y es más difícil de cargar.

Por lo demás, no me preocupa demasiado tener una etapa más floja, al menos en el blog. Lo que me joroba es que esta gandulería se extiende a otros campos...

Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...