jueves, 8 de diciembre de 2011

El silencio que no calla

Cuando irrumpe el silencio, lo no dicho alza la voz. Puede llegar a ser ensordecedor, elocuente, opresor. Y doloroso. Te arrepientes entonces de no haber hablado cuando hacía falta. Pero también es cierto que, en la gran mayoría de ocasiones, no alteraría mucho el resultado.  Y sí lo haría hablar ahora que lo que se impone es callar.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...