viernes, 7 de octubre de 2011

Una cierta epifanía

Me encanta cuando el metro sale de los túneles a la luz exterior en los tramos aéreos. Aparece un paisaje, sale uno de la introspección a la que la oscuridad invita. Ese deslumbramiento tiene algo de epifánico. El mundo se presenta como de golpe. E igualmente de golpe se vuelve a la tiniebla, pero ahora ya es una tiniebla deslumbrada, repleta de imágenes brillantes en la retina. Tiniebla enriquecida.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...