lunes, 12 de septiembre de 2011

Vuelta al cole

Cuando llegan estas fechas, los medios se convierten en una suerte de libro de autoayuda. Consejos para evitar el síndrome postvacacional, consejos para que a los niños no les siente mal la vuelta al cole, recordatorios varios (que si hay más depresiones y más divorcios tras las vacaciones...). Todo muy paternalista, muy en la dirección de evitarnos "traumas", como si poniendo en marcha una serie de medidas, no fuéramos a caer en esas depresiones. Pero uno tiende a creer que, cuando se dan, se trata de un síntoma de algo más profundo, de que algo no va bien en la rutina rota por el período vacacional, y por eso cuesta volver (más allá de la normal pereza/cansancio de los primeros días de madrugón y de jornada laboral/escolar). 

Sea como fuere, este tipo de cosas son esas que echas por la puerta y se cuelan de nuevo por la ventana, así que habría que ver qué nuevos traumas estamos conjurando al exorcizar los viejos. El tiempo (y los medios) nos lo dirá.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...