lunes, 18 de abril de 2011

Candados

Sucede en ocasiones que se acumulan los acontecimientos, y cosas improbables y relacionadas pasan a la vez. Son esos momentos en los que uno podría llegar a creer que el mundo conspira en cierto sentido. O que las cosas nos mandan señales que hemos de saber interpretar para dar con algunas claves. 

Algo así me ha sucedido en esta semana pasada. La cosa tiene que ver con candados. El jueves perdí (o al menos el jueves me di cuenta de que lo había perdido) el candado de la taquilla del gimnasio. Me había cambiado, y al ir a sacar el candado de la bolsa (lo llevo siempre en el asa) descubrí que no estaba. Menos mal que un amigo me dejó meter los bártulos en la suya, porque ya me veía en la clase con los trastos al lado.

La otra fue ayer. Quedé con unos amigos para hacer unas cañas, en un centro de ocio. Puesto que está en la ciudad y que la red de carriles bici llega hasta allí y pasa al lado de casa, decidí ir en bicicleta. Todo perfecto, hasta que llegó la hora de irse. Imposible de abrir el candado. Era de esos de combinación numérica, y no había manera de abrirlo a pesar de que la cpombinación era la correcta. Al final hubo que ir a por unas tenazas y una sierra para romper la cadena, que sorprendentemente fue facilísima de partir (en apenas unos segundos estuvo hecho). 

Nunca he tenido problemas de cerraduras, y ahora, en unos días, dos. Uno que no podía cerrar y tenía que dejar abierto, y el otro que no podía abrir y había que dejar cerrado.Y ahora qué, ¿empiezo a cavilar sobre lo que he de cerrar y no puedo y lo que he de abrir y no puedo?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Una vez oi una anecdota sobre Freud,en la que estaba dando una charla a unos estudiantes,y ante el jugueteo de este con un lapiz,le hicieron notar jocosamente la simbologia falica de las cosas,a lo que el contesto. A veces un lapiz no es mas que un lapiz...Pues eso.No todo tiene porque tener un significado,la casualidad tambien existe y el sinsentido tambien.Otra cosa seria si soñaras con puertas y cerraduras,esto si que podria ser una señal que el inconsciente te manda y que solo tu podrias descifrar.O no.Porque los sueños,a veces,tampoco tienen ningun sentido.Saludos.Rosa

El Pez Martillo dijo...

No tengo dudas de que se trata de una casualidad sin más, pero había que darle cierta retórica al simple relato de mis desgracias con los candados de estos días, ¿no?

Saludos y gracias por comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...