lunes, 18 de octubre de 2010

Encontrando a ¿Cenicienta?

Hay quien busca a su media naranja, su alma gemela, y lo que encuentra es la horma de su zapato.

3 comentarios:

PENSADORA dijo...

Ufff! a mí eso de encontrar "la horma de su zapato" siempre me ha sonado como negativo, más bien como un "ahí tienes lo que te mereces" nada halagüeño.

Espero no sea el caso y se refiera usted más bien a un zapatito de cristal de Murano.

Ya he vuelto, desubicada, pero aquí estoy... ya se irá enterando ya.

Saludicos!

El Pez Martillo dijo...

Lo he puesto con todo su sentido negativo, pero a qué a veces ocurre?

Espero que lo de la desubicación no sea por nada grave (que sea por algún viaje o algo así, jejej), pero lo cierto es que ya empezaba a echarla de menos.

Salud!

PENSADORA dijo...

Ains! que bien suena eso de que alguien le eche de menos a una, oiga. ¡Gracias!.

Efectivamente, he estado en Italia y no es jet lag lo que tengo pues no hay cambio horario. Es desubicación pura y dura... rarezas femeninas, supongo.

Y sí, muchas veces ocurre Pez. Yo esto lo he vivido más bien como observadora y siempre en su sentido más negativo. Esperemos que no nos pase a ninguno de los dos pues los casos que conozco no terminaron bien.

Saludicos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...