lunes, 27 de septiembre de 2010

Ombliguismo

-Me parece muy bien que sólo quieras mirarte el ombligo, pero no pretendas que yo también te lo mire. Bastante tengo con contemplar el mío.

-¿Y si yo miro el tuyo y tú el mío? Tal vez saquemos algo en claro.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...