lunes, 23 de agosto de 2010

Egogeoestrategia

Dicen los entendidos que hay algunos países emergentes que algún día amenazaran la hegemonía norteamericana. Tarde o temprano tenía que pasar, ningún imperio dura para siempre, y menos en los tiempos en progresiva aceleración que vivimos (todo se mueve tan rápido que parece imposible pensar en un dominio de siglos, como les ocurrió a otras potencias hegemónicas en el pasado). Lo que lo hace distinto esta vez es que parece que, por primera vez en siglos (milenios), quien tome el poder mundial no será de la órbita europea occidental (aunque los Estados Unidos no estén en Europa, sus raíces sí lo son). Intuyo que esto va a suponer un cambio radical en muchas materias. No va a ser fácil, y posiblemente haya muchos conflictos. 
Se apunta a China y/o la India. Y qué quieren que les diga, sin ser un profundo conocedor de ningunmo de ellos, así a bote pronto, y si tengo que elegir entre las dos, preferiría que quien marque la pauta en el futuro sea la India en lugar de China. No parecen tan herméticos, y al menos son una democracia (sí, ya sé que eso hunde sus raíces en Europa). Porque como el mundo empiece a reproducir el comunismo capitalista chino (algo que no me parece demasiado descabellado a estas alturas, viendo como se comportan Tirios y Troyanos, cada vez más indistinguibles), lo tenemos claro. Empecemos a rezar, que luego es tarde.

4 comentarios:

PENSADORA dijo...

Rezo con usted compañero Pez, rezo con usted... y que Chrishna (o como demonios se escriba) nos oiga...

Jarttita. dijo...

Ya veremos...de momento China es comunista de puertas hacia dentro, porque de puertas hacia fuera es más capitalista que nosotros.

O quizás es que la economía de mercado no sea exactamente capitalista...no sé. Veremos...

El Pez Martillo dijo...

La paradoja China (o no tan paradoja) es esa, que nos han cantado las maravillas de la libertad y del mercado libre y tal, pero los que más están creciendo no saben ni de lejos lo que es eso, sino que están jugando con eso a su favor. Mi temor es que, al ir China ganando influencia, los demás se apliquen el cuento y acabemos en sociedades hiperrepresivas con una estupenda y límpida libertad de mercado. El razonamiento es muy simple: si China crece al ritmo que lo hace y tiene el gobierno que tiene, tal vez nosotros deberíamos hacer algo parecido. Y viendo como está el panorama, incluso diría que ya hay quién lo ha pensado y lo empieza a poner en práctica.

Por supuesto, hay muchos otros factores (por ejemplo, que China, y la india también, por estar muy pobladas, tienen un mercado interior que por sí solo las sostiene), pero el detalle de que India sea más o menos democrática y China no le da un plus de simpatía, aunque los gobernantes prefieran lamerle el culo a los chinos (que tela con el doble rasero que se tiene con los países comunistas: para Cuba, gesticulaciones grandilocuentes y contundentes, para China, lameculismo y críticas con la boca pequeña). Cría cuervos...

Jarttita. dijo...

Hombre, es que Cuba no tiene alrededor ningún mercado potencial cerrado, mientras que India y China tienen toda Asia ( incluídos los viejos países PECOS) y parte de África ( que a ver en qué la dejamos a este paso).

No sé... veremos quién toma ventaja. Otro caso curioso es Brasil, que en principio proponían como modelo y que al final parece que se ha quedado en nada ( o en menos).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...