viernes, 9 de abril de 2010

Corea del Norte, Linux y la propaganda

Si siguen el blog, sabrán que soy usuario de Ubuntu, una distribución GNU/Linux. Por ahora, porque como soy un culo de mal asiento, capaz que algún me cambio a otra distribución. La mejor alternativa en estos momentos es "Estrella Roja", la distribución que el Gran Líder de Corea del Norte Kim Jong Il ha tenido a bien crear (porque, no lo olvidemos, él es al magno autor de todo lo que se hace en su país). 

Ahora en serio, resulta ridículo que en un país donde apenas tienen lo justo para sobrevivir (gracias sin duda al Gran Líder), en el que están sometidos a la más tiránica de las tiranías (no creo exagerar si digo que, de entre los regímenes comunistas, Corea del Norte ha alcanzado las mayores cotas de paranoia y totalitarismo), donde apenas saben lo que es un ordenador y no dejan al personal tener ni un simple teléfono móvil, pierdan el tiempo en sacar su propio sistema operativo (de todos modos, usar como base GNU/Linux es lo más barato e inteligente, y lo han hecho muchos gobiernos en todo el mundo, como por ejemplo Francia). Conociendo el paño, podemos suponer que estará capado por todas partes y sea capaz de recopilar la información y mandarla a los cuarteles generales del régimen, para así tener mejor controlada a la escasa población que pueda acceder a estos lujos allí. 

Con todo lo ridículo y lamentable que es el asunto, nuestros inestimables medios libres no se cubren menos de gloria, porque la noticia, expandida por la todopoderosa Reuters, reza así: 

Corea del Norte ha desarrollado su propio sistema operativo para ordenadores muy centrado en la seguridad, influido por Microsoft y alrededor de 10 años desfasado.

Corea del Norte es uno de los países más aislados del mundo, y trata de cortar el flujo de información del mundo exterior. Enseña a los estudiantes sobre Internet mostrándoles papeles fotocopiados de pantallas de ordenador.

El sistema en coreano cuyo nombre se traduce como "Estrella Roja" es tan avanzado como un sistema de hace una década, y no se prevé que llegue a ordenadores fuera del país, dijo un instituto gubernamental surcoreano en un informe obtenido el martes.

"Debido a los pocos programas aplicables disponibles, Estrella Roja ni siquiera será distribuido con facilidad en Corea del Norte", dijo el Instituto de Política de Ciencia y Tecnología tras obtener el software y realizar un análisis detallado.

"Corea del Norte ha creado un sistema operativo para ordenadores donde puede controlar su propia seguridad de información".

Los pocos civiles norcoreanos que pueden acceder a Internet sólo ven unos pocos 'sites' que han sido aprobados por los censores estatales.

Pyongyang también ha lanzado una unidad de ciberguerra que está dirigida contra páginas de Corea del Sur, Estados Unidos y otros lugares que se ha convertido en una creciente preocupación para potencias regionales, según responsables de inteligencia.

Estrella Roja utiliza la canción coreana "Arirang", popular en ambas zonas de la península, como su música de arranque, y cuenta los años utilizando su calendario "juche" (autosuficiencia), que empieza desde el nacimiento del fundador del estado Kim Il-sung.

El sistema Estrella Roja, basado en Linux, toma prestadas bastantes cosas de versiones antiguas de Microsoft y tiene copias falsificadas del procesador de texto, hojas de cálculo y programas de power point del gigante informático, dijo el informe.

También funciona con numerosos programas de seguridad diseñados para permitir a las autoridades controlar lo que los usuarios de ordenador norcoreanos han estado utilizando o evitar que entren intrusos.

 Bien. Muy bizarro todo. Pero cuando uno rasca un poco, resulta que sí, que puede que esté un poco retrasado, pero ni mucho menos diez años. Las cosas "prestadas" que toma de windows  es KDE3, una interfaz gráfica que sí, que se parece a Windows, pero es que todo se parece mucho, porque lo más cómodo es funcionar a base de ventanas, el mecanismo es el mismo y sólo cambia la forma de organizar los iconos y los colores y formas. Es cierto que KDE3 está un poco anticuado (KDE ya va por la versión 4.4), pero a buen seguro que hay un montón de usuarios en nuestros libérrimos países que aún lo tienen en sus ordenadores. 

Pero es que aún hay más. Las "copias falsificadas del procesador de texto, hojas de cálculo y programas de power point del gigante informático" (el "gigante informático", por más que Microsoft sea una de las grandes compañías, ¿no se parece esto de "gigante informático" a lo de "gran líder"?) no son otra cosa que Openoffice, una suite ofimática gratuita y libre que no tiene que envidiarle nada al Office de Microsoft y que lleva años en marcha y en continuo progreso, y que también muchos utilizamos. Que se parece a Office, pues claro, y a Wordperfect (qué tiempos, mis primeros textos a ordenador fueron con wordperfect) y a los de Macintosh, ¿o es que no han de tener todos ellos herramientas para cambiar la fuente, el tamaño, para subrayar...?. 

Que nadie se tome la entrada como una concesión al execrable régimen norcoreano. Tan sólo una constatación de que en nuestro entorno también hay mucha propaganda. Con la grandísima salvedad de que yo puedo escribir aquí desmontándola un poco sin el temor de que dentro de un rato vengan a arrestarme.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...