sábado, 31 de octubre de 2009

Las fotos roban el alma


De cada vez soy más reacio a salir en fotografías, o al menos a que me las hagan. Empiezo a creer en eso de los indígenas que decían que las fotos roban el alma. ¿No corre paralelo el progresivo entontecimiento del personal con la masificación de la fotografía?. Sería una consecuencia del "efecto cámara", según el cual el comportamiento de la gente cambia cuando hay una cámara delante (en el peor de los casos, se ponen a hacer el gilipollas de forma escandalosa). Y como ahora hay cámaras de video y de fotos en todas partes...

viernes, 30 de octubre de 2009

José Val del Omar


«Todo acto trascendente cuesta la vida de quien lo realiza»

Una de las más extrañas y desconocidas figuras del cine español es la de José Val del Omar (1904-1982). Su cuna es la de la Edad de Plata de nuestra cultura, puesto que fue camarada de personajes ilustres como María Zambrano, Luis Cernuda o Federico García Lorca. Sin embargo, sus obras principales se desarrollaron en los años 40 y 50, y denotan un desmesurado afán experimental. Se consideraba a sí mismo un creyente del cine, y como tal buscaba en él las experiencias más sublimes, puesto que creía que el cine tenía un carácter sagrado. Así, desarrolló técnicas cinematográficas de sugerentes nombres: sonido diafónico (precursor del estéreo), desbordamiento apanorámico de la imagen, visión táctil... Todo con el objetivo de elevar al espectador a la divinidad, en una especie de trance místico. Para ello, además de las técnicas citadas, usaba músicas, sonidos, lecturas y recitados.

Su obra más conocida tiene el nombre de Tríptico elemental de España, compuesto de tres cortometrajes (Aguaespejo granadino, Fuego en Castilla y Acariño galaico), alguno de los cuales llegó a ser premiado en el festival de Cannes. Aquí les dejo el segundo corto, Fuego en Castilla, con el inquietante subtítulo de Tactilvisión del páramo del espanto. Espero que lo disfruten:



jueves, 29 de octubre de 2009

Nazis en color


Vía Cisne Negro he descubierto esta galería de fotos de la Alemania nazi en color. Son cosas que todos hemos visto en documentales en blanco y negro. Y lo que hemos visto en color, ha sido en películas, con la tranquilidad de que sólo son eso, películas. Pero así, en color, resultan más inquietantes, más cercanas (temporal y existencialmente). Y es que aunque parece que es muy antigua (el mundo se ha movido mucho), la Segunda Guerra Mundial tenía lugar hace tan sólo setenta años (¡cuando nací yo no hacía ni cuarenta que había terminado!). Y eso sí que es inquietante. No que la tengamos tan cerca, sino que ya nos parezca remota.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Invocando a San Cucufato


Hace unos días andábamos un grupo de personas buscando un objeto. Habíamos inspeccionado todos los rincones de la casa sin que apareciera durante horas (no exagero). Desesperado, alguien acudió a la superstición. Cogió un trapo y lo anudó pronunciando el viejo adagio: "San Cucufato los cojones te ato, hasta que no lo encontremos no te los desato". En el instante en que se terminaba de decir, uno de nosotros encontró lo que buscábamos. Estallamos en carcajadas. Si fue casualidad o intercesión del santo, lo desconozco, pero rápidamente deshicimos el nudo. A todo esto, recordé que el inefable Javier Krahe tiene una canción dedicada a él:


martes, 27 de octubre de 2009

Prolongando vidas


Más paradojas. Mil veces hemos escuchado la canción de la vida como regalo de Dios y como algo que no se puede quitar así como así. No lo discutiremos desde aquí (aunque no deja de ser curioso que para glosar la dignidad de algo haya que acudir a otras instancias). Pero en buena lógica habría también que aceptar que, dado que quien da la vida es la divinidad, habría que aceptar sus designios a la hora de arrebatarla. Pues bien, aún no me he encontrado a nadie que se niegue a que se haga lo que sea para prolongar su vida "porque si Dios quiere que muera, no he de contrariar su voluntad". Curiosamente, sí que he oído estos razonamientos en personal del hospital, que somos los que tenemos que hacer todo lo que esté en nuestras manos.

lunes, 26 de octubre de 2009

Cambio horario


El pasado sábado cambiamos la hora. A las 3 de la madrugada volvieron a ser las 2. Las pasé trabajando. Una hora más (11 en lugar de 10) se hace muy larga cuando es por la noche. La reflexión que me surgió es la siguiente: ¿porqué cuando hay una hora de menos siempre hay alguien que llega tarde con la excusa del cambio horario, pero cuando hay una de más nadie llega más temprano?. Inquietante.

viernes, 23 de octubre de 2009

El infierno al lado de casa


Como si de un castigo del Infierno de Dante se tratara, los trabajadores del Plan E que se ganan el pan a la vuelta de la esquina de mi casa (lo cual son apenas unas pocas decenas de metros), llevan unos meses levantando y pavimentando sin pausa (y sin prisa) una y otra vez el mismo tramo de acera. Pero el castigo no es para ellos, que al menos cobran a fin de mes y ya les va bien esta nueva modalidad de estabilidad laboral. Los que debemos haber hecho algo muy malo somos los vecinos, que tenemos que soportar los martillos neumáticos y demás parafernalia sin ver ni un duro. Lo más descorazonador es que, cada vez que parece que ya han terminado y lo dejan todo limpio y ordenado, vuelven a empezar. Alguien debe haber decidido que aún no hemos purgado nuestros pecados. Y la cosa estaría muy bien, si al menos supiéramos en qué consisten.

jueves, 22 de octubre de 2009

Novedades simultáneas: Linux-Windows

Para un linuxero como servidor, que salió huyendo (y sigue corriendo despavorido) de todo lo que olía a Windows, no deja de ser curioso que la nueva versión del sistema operativo de la ventana salga casi simultáneamente a las nuevas actualizaciones de las dos distribuciones linux más populares: ubuntu y mandriva. Simultáneamente no, con unos pocos días de antelación, como si quisieran adelantarse, arrebatar la estela de la novedad a los otros. ¿Casualidad?¿Estrategia? Si es así, significa que en Microsoft tienen en cuenta lo que se hace en el mundo del software libre, y que de algún intenta competir con él (y para competir, hay que aceptarlo como competidor, aunque en sentido estricto no hay competición en este caso). Porque lo cierto es que el parón que Windows viene experimentando desde XP (la última, y casi la única versión tolerablemente funcional) ha venido muy bien a todas las otras opciones, que han ido progresando y mejorando a un ritmo cada vez más prometedor (hasta el punto de hacer distribuciones que nada tienen que envidiar a Windows y que lo mejoran con creces). Los que llevamos años con el pingüino conocemos bien algunos avances producidos, que hacen de GNU-Linux algo cada vez más cómodo y fácil de usar, lejos ya del aura "friki" o elitista que en algún momento pudieron tener.

En resumen, que yo espero a que salga Mandriva 2010 en las próximas semanas, a ver qué sorpresas nos depara. Windows 7 no es más que una mera curiosidad (a ver por dónde falla).

miércoles, 21 de octubre de 2009

Les Verges


Hoy es Santa Úrsula, dia de les verges (las vírgenes) aquí en Mallorca, objeto de una de esas tradiciones que languidecen y se pierden (al menos en Palma, en los pueblos puede que aún se haga, aunque me temo que menos). En la noche del 20 al 21 de octubre, era costumbre en Mallorca que los jóvenes fueran a rondar a las muchachas. Ellas (sus familias), a cambio, agradecían las canciones que se les cantaban con buñuelos de viento (bunyols de vent) y con algún licor. La ronda, como es evidente, se iba calentando a medida que iba pasando la noche, con el alcohol ejerciendo su tiranía.

En esta noche, hace no tantos años, era frecuente oír a los grupos de jóvenes con sus serenatas por aquí y por allá. Pero ya ni recuerdo la última vez en que las oí. De hecho, servidor cumplió en su momento con la tradición, y en más de una ocasión acudió a rondar a algunas mozas mallorquinas (en una ocasión acabamos en el barrio chino cantándole a las prostitutas, que vírgenes no eran, pero también merecían que les cantaran los clavelitos). Claro que ahora las cosas son más directas y al grano. Y con la facilidad, han perdido parte de su encanto.

Menos mal que hay una costumbre que se mantiene. La tradición dice que el día de hoy es ventoso y frío, y en ello estamos, en alerta por fuertes vientos... Para compensar, les dejo con uno de los temas que contituyó un momento álgido en mis correrías nocturnas de rondador, pretendiendo enamorar a ses al.lotes, y cosechando fracasos (no tanto por la canción, que bonita es, sino por la interpretación, de las que harían huir al mismísimo diablo):



Al menos reconozcan el mérito de no limitarnos al clásico repertorio de tuna, con sus clavelitos, perjúmenes y demás cursilerías. Además, no íbamos a cantarle a la que nos quitaba el sueño lo mismo que le habíamos cantado a las putas...

lunes, 19 de octubre de 2009

Autocensura del "misógino" Nietzsche


"Muchísimas gracias, querido amigo, por el aviso, no deseo dar la impresión de misógino y he borrado totalmente el pasaje. Cierto es, por otra parte, que originariamente sólo los hombres se han considerado seres humanos, las lenguas todavía lo demuestran; la mujer ha pasado por ser realmente como un animal, el reconocimiento de la humanidad en ella es uno de los más grandes avances morales. Mi o nuestra actual opinión de la mujer no debería ser contaminada por las palabras 'animal doméstico'. -Yo juzgaba según la descripción de Huntley de la situación de la mujer en las tribus salvajes."

Carta a Heinrich Köselitz del 5 de noviembre de 1879.

domingo, 18 de octubre de 2009

Los villancicos de Dylan

Cuando hace unas semanas me enteré de que Bob Dylan sacaba un disco de villancicos torcí el gesto. "¿Dylan cantando el tamborilero?, creo que prefiero ahorrármelo" no por nada, sino porque la música navideña no parece que case mucho ni con su estilo musical (sea el que sea, porque ha transitado por varios a lo largo de casi 50 años de carrera) ni con su forma de cantar. En cualquier caso, él está más allá del Bien y del Mal y puede hacer lo que le venga en gana. Y esta vez le ha dado por los villancicos y además por donar todo lo que gane con este disco a diversas ONG. Él sabrá.

La cuestión es que junto al temor y la extrañeza se generó una cierta esperanza. "A ver por dónde nos sale", porque es sabido que Dylan ha protagonizado varios giros en su carrera, y algunos de ellos le han salido de maravilla. Pero también sabemos que entre su excelsa discografía se cuelan algunos truños infumables. Y me temo que, sin llegar a tanto, estamos ante uno de los trabajos menores de Dylan, de esos que quedaran semiolvidados y de los que tal vez se avergüence algún día. Por lo demás, los arreglos no están mal, en la línea a la que ya nos ha acostumbrado en sus últimos discos: sonidos añejos, con solera, como salidos de los años 50. La mayoría de las canciones son conocidas, y vale la pena una escucha para oír esas melodías "a la Dylan". Más como curiosidad que como ejemplo de lo que debe ser un disco navideño. Juzguen ustedes mismos, si se atreven:


Pero bueno, se le perdona, sobre todo después de habernos regalado varios de sus mejores discos en la última década (dos de ellos en menos de un año, Tell Tale Signs y Together through life). Que al menos sirva para frenar un poco y tomar aire para futuros buenos álbumes.

sábado, 17 de octubre de 2009

Qué hacer con los niños


Ver a los niños no como tabulas rasas inocentes sobre las que escribir unos valores y conocimientos. Ver en ellos a tiranos en potencia, a salvajes a los cuales hay que domesticar y hacer entrar en vereda.

viernes, 16 de octubre de 2009

Más sobre las escuelas


Prosigamos con la cacareada situación escolar. Un defecto en el que caemos todos es el de focalizar nuestra atención en los ejemplos negativos, en lo escandaloso. Así, se crea la imagen de que todo funciona como en esos sucesos de los cuales tenemos conocimiento. Ante esto, posturas igualmente escandalosas (o escandalizadas, a veces es lo mismo). La grandísima mayoría de veces lo que se oye es un mutuo echarse la culpa entre padres y profesores. Los profesores esperan que los niños ya vengan educaditos de casa. Y los padres que se les eduque en la escuela. Que sí las escuelas están desbordadas, que si los profesores tienen las manos atadas, que si los padres trabajan todo el día y dan a los niños todo lo que piden y los malcrían... Muchas son las causas que se aducen. Pero en ningún lado he escuchado que la causa tal vez esté más allá de la familia y de la escuela, en la misma médula de nuestra sociedad, en la organización del trabajo y la sociedad, en las costumbres de los últimos años. Eso sería muy arriesgado, y nadie se atreve a decirlo en voz alta, porque en el fondo a todos ya nos va bien. ¿Quién se atreverá a abrir la veda?

jueves, 15 de octubre de 2009

La problemática escolar


He asistido a un espectáculo radiofónico sin par. Han dedicado una sección de pediatría de un programa, con pediatra y todo, a pontificar sobre el "problema" de las aulas, de la supuesta falta de autoridad de los profesores y demás debates inútiles que tantas y tantas horas entretienen a los que no tienen nada mejor que hacer (algo sobre lo que reflexionar: ¿porqué lo que más nos sacia es lo más nocivo e inútil?).

Que si el usted por aquí, que si las familias por allá... Y yo no creyéndome lo que estaba escuchando. ¿Qué diablos hace un pediatra hablando de esto? No porque no pueda hacerlo, ojo, que aquí cada uno tiene sus opiniones y es libre de expresarlas. Lo anómalo y extraño es que en virtud de pediatra se arrogara la autoridad de poder hablar mejor que nadie de esos asuntos. Y lo peor, de señalar culpables, que es en lo que todos estos asuntos desembocan (y, por supuesto, los culpables siempre son otros).

Y digo yo, siguiendo su estela, ¿no existe la posibilidad que todos estos diagnosticadores y acusadores de diversa índole forme parte del problema? ¿Es posible que la clarividencia que se arrogan sea una forma más de ceguera? Viendo el panorama, yo diría que sí, y mucho.

miércoles, 14 de octubre de 2009

El daimon socrático en Kiliedro


Las potencias racionales del ser humano han sido desde siempre una de las grandes obsesiones de todos los que se han dedicado al pensamiento. Es lógico, puesto que si de pensar se trata, hay que trabajar sobre elementos transmisibles, bien encadenados y que puedan ser comprendido por el resto de individuos. Por eso todo lo irracional o puramente personal ha sido depurado de las disciplinas del pensamiento. No obstante, la irracionalidad juega un papel en nuestras actuaciones, a veces en la toma de decisiones y en los comportamientos que desplegamos ante los demás. Tampoco los pensadores son ajenos a ello, aunque algunos intenten revestirlo del rigor de la Razón. Otros, sin embargo, no han tenido problema alguno en reconocer en su interior el pulso de instancias no racionales que les dirigían en ciertos momentos. Un caso ejemplar es el del daimon socrático.

Prosiga la lectura en Kiliedro

martes, 13 de octubre de 2009

El espacio enfermero


Que los médicos adoptan a menudo una actitud paternalista hacia el personal de enfermería es algo que sabemos de sobre los que a estos menesteres nos dedicamos. Algunos creen que han de estar encima de nosotros, vigilando nuestra labor de cerca, desconfiando de nuestras actuaciones. Como si no hubiéramos estudiado nuestra carrera y no tuviéramos la experiencia que tenemos (mayor o menor, pero ahí está). Es más, es lo que les exige mucha gente.

Pero claro, no quiero ponerme estupendo, y hay que reconocer que a veces nos lo ganamos a pulso. Y sí, también es cierto que no hay peor ciego que el que no quiere ver (aunque a veces no hay nada que ver, y allí es donde la enfermería debería actuar, parándole los pies a la negrura, desplazando a las enfermeras "oscuras"). Porque hay algo que está claro: tal y como están las cosas, nuestro espacio hemos de ganárnoslo a pulso, no será algo que se nos otorgue.

lunes, 12 de octubre de 2009

Dialéctica de género


Conversación real:

Ella: "Los hombres sois un género muy violento".
Él: "La testosterona, ya sabes".
Ella: "Os tendrían que cortar lo que os hace violentos".
Él: "Ya, pero lo que nos hace violentos es lo que os gusta a vosotras".

viernes, 9 de octubre de 2009

El circo de la tapa


Quien viene de fuera a esta isla y cree que España es uniforme, se sorprende de que aquí no exista la castiza costumbre del tapeo. Pretender tomarse una tapa aquí es ir voluntariamente a un atraco, y sin que las tapas sean tapas de verdad. Ya podrían los muchísimos emigrados a la isla haber implantado esa costumbre, pero claro, los no pocos que han montado un bar han preferido seguir la mallorquina tradición de servir tapas misérimas a precios prohibitivos (solo unas escasas excepciones permiten que uno se imagine que está en cualquier ciudad del otro lado del charco). Son peninsulares, pero no tontos.

Y en estas, algunos espabilados van y deciden montar el circo de la tapa, unas jornadas en las que algunos bares sirven tapas de diseño, a precio de oro, por supuesto. Lo sorprendente es que la gente acude en tropel, incluso los que conocen lo que es el tapeo, supongo que deslumbrados por la posibilidad de hacer lo que tanto añoran de sus lugares de origen: el ir de bar en bar tomando cañas acompañadas de raciones de alimentos. Porque sí, porque somos estupendos y nosotros lo valemos. Nos toman el pelo, pero si lo hacen es porque nos dejamos. Y que siga la fiesta.

jueves, 8 de octubre de 2009

Crónicas del paro


Parece que el paro crece en España. Algunos lo tachan de tragedia. Pero para algunos no lo es. Ni muchísimo menos. Déjenme ilustrarles con algunas actitudes reales de algunos conciudadanos míos (que espero que sean los únicos, pero me temo que abundan casos así).

En primer lugar, una más o menos común. Resulta que me he quedado sin trabajo. Debería ponerme a buscar uno nuevo en seguida. Pero no. Como me tocan X meses de subsidio de paro, pues los exprimo al máximo y ya buscaré algo en el último mes. Solidarios como son (porque aquí todo el mundo se llena la boca de solidaridad y derechos y tal y cual), no piensan que por el bien de todos conviene mamar lo mínimo de la teta estatal. El caso extremo lo viví cuando, ingenuo de mí, le dije a alguien "bueno, tienes X meses para buscarte algo tranquilamente", y la otra persona, indignada, me respondió que ni hablar, que tenía X meses para pegarse unas buenas fiestas, que ya se preocuparía cuando se quedara sin el paro.

Otro caso, menos común, pero que también habla por sí solo. Me voy al paro. He trabajado muchos años y estoy a dos años de la jubilación. Esos dos años podré disfrutar del subsidio. Y como además tendré derecho a casi toda la pensión, pues loo empalmo todo y me monto una jubilación anticipada.

Así que aunque en las cifras de desempleo se esconden dramas (no lo dudo), también es cierto que hay mucho aprovechado y listillo que se las sabe todas. Eso sí, luego con proferir frases tópicas e inflamadas, como si todo lo supieran, contra el gobierno de turno y los empresarios, ya está todo arreglado. Porque, no lo olvidemos, la culpa siempre es de los demás.

miércoles, 7 de octubre de 2009

La más pura soledad


A los emperadores de China no les estaba permitido tener amigos (es decir, pares, iguales, suponiendo que eso sea posible). Por eso se les daba el título de "El hombre solitario". Sólo desde la más pura soledad (por mucha compañía que tuviera) se podía gobernar todas sus tierras.

martes, 6 de octubre de 2009

Vegetarianos "carnívoros"


¿Porqué los vegetarianos remedan sus alimentos para que tengan forma de embutidos, hamburguesas, salchichas..., e incluso tienen "carne vegetal"?

lunes, 5 de octubre de 2009

La trampa de l referéndum.


Hay una trampa con los referéndums. Que si no sale el resultado que los convocantes desean, siempre pueden volver a repetirlo hasta que salga lo que ellos quieren. Y cuando sale su opción, entonces cortar. Así pues, en el fondo, jugar la carta del referéndum es jugar a carta segura. O eso o se acaban convirtiendo en un camino sin salida de referéndums y contrarreferéums ad infinitum.

sábado, 3 de octubre de 2009

Esperando a que amaine


Al despertar, parecía que la tormenta había amainado. Se incorporó en la cama. Un agudo pinchazo de dolor atravesó su cabeza, de atrás hacia adelante, como si le estuvieran clavando un estilete. No, no había amainado, pero se obligó a levantarse. Lo logró. Sin saber cómo, embutió los pies en las zapatillas y se deslizó hasta la mesa de trabajo. Tenía que escribir más, plasmar algo en las hojas en blanco que estaban apiladas en el lado izquierdo. De ello dependía su futuro. Todo el mundo era dolor. Dolor en la cabeza. Y, ahora que había encendido la tenue lámpara de gas, también dolor en los ojos. Pero tenía que escribir. Y lo hizo en breves tandas, al compás de las oleadas que amenazaban con hacerle estallar el cerebro y los ojos. Hasta que no pudo más. La señal la daba siempre el vómito. Inclinado sobre la bacinilla, evacuó toda la bilis de su estómago. Regresó a la cama. Le hubiera gustado responder a algunas cartas. Al día siguiente tal vez lo haría, si la tormenta amainaba.

viernes, 2 de octubre de 2009

Yo también tengo una corazonada

Porque algo que suscita tanta unanimidad (no he visto en ningún lado ninguna crítica, ni siquiera matizaciones en los medios oficiales, sólo a título particular y a nivel de Internet y de calle) es sospechoso.

jueves, 1 de octubre de 2009

Las mujeres y la postura del ornitorrinco


Leo en un artículo sobre la enésima encuesta sobre prácticas sexuales un dato sorprendente. Como en estos temas se miente y se exagera demasiado, lo que han elaborado el test han colocado una pregunta trampa para evaluar el nivel de fiabilidad de las respuestas. En esta ocasión, dicha pregunta trampa era "¿Has probado la postura del ornitorrinco?". Por lo visto, dicha postura no existe, o al menos no está recogida en la bibliografía de posturas que a buen seguro consultaron los que elaboraron la encuesta. Lo gracioso viene al saber los datos relativos a las respuestas. Resulta que el 5,3% de los hombres y el 7% de las mujeres contestaron que sí, que la habían probado. Perplejidad. ¿No éramos nosotros los fantasmas, los que sacábamos pecho y gustábamos de inventarnos heroicidades sexuales? Pues ya ven, parece que al menos respecto a la postura del ornitorrinco unos tienen la fama y otras cardan la lana.

PD: si por un casual resulta que esta postura forma parte de algún extraño código secreto masón, illuminati o algo así, rogaría que en la medida de lo posible algún/a amable lector/a nos ilustre al respecto.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...