martes, 15 de diciembre de 2009

Maquiavélico Kiliedro

La retórica de artistas y teóricos ha acabado calando en nosotros y tendemos a pensar que las creaciones humanas son fruto de intuiciones geniales, de raptos de inspiración y de esoterismos varios. Pero en realidad, si bien a veces es cierto, sorprenden las peregrinas razones que han movido a los hombres a poner en marchas las más grandes empresas y a elaborar las más excelsas obras de arte. Uno de estos casos en los que las razones prácticas se superponen a las consideraciones más elevadas es el de Nicolás Maquiavelo (1469-1529), quien escribió algunas de sus obras bien por encargo o bien para resolver algunos problemas en los que andaba metido.

Sigue en Kiliedro


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...